Corazón aliviado

Hoy murió un amor. No hay nada de qué hablar. No me quiere hablar. Y francamente, yo tampoco. No me inquieta ese silencio. Me agrada, me acalla. No me ametralla. Rebota. Si me insulta, me resbala. Si no hay ningún milagro, pero milagro en serio, esto ya se acaba acá. Pero, ¿y la ilusión? EsaSigue leyendo «Corazón aliviado»

Si andamos por la calle…

Oda al silencio Si andamos por la calle, Me angustia que se calle Mi voz y que no la halle. ¿Dónde estará sepulta, Dónde estará, en qué parte, La oculta lengua culta Que uso para hablarte? ¿De mí qué pensarás Viendo alrededor más Palabra en los demás? ¿Estarás deseando Que te haga rica charla DeSigue leyendo «Si andamos por la calle…»

A la luz de la luna

Ella era indomable, pero no lo sabía. Hacía temblar el suelo a cada paso, aun cuando caminaba con delicadeza y encanto. Escondía una fuente de coraje y valentía que le brotaba dentro y de vez en cuando afloraba al exterior. Ella era amante de la luna y la miraba con respeto, como quien mira aSigue leyendo «A la luz de la luna»

Diario de mi casa (parte III)

Un día, la abuela Poupée se fue de visita a lo de Marcos, estuvo una semana allá, una tarde cruzó la calle para ir a jugar a la lotería, no vio a ese inconsciente que iba a más de cien por hora. Por eso yo les tengo miedo a los autos. Qué horrible que fueSigue leyendo «Diario de mi casa (parte III)»