Huerto urbano

Siempre deseé tener un huerto, así que cuando el ayuntamiento puso unas parcelas en las afueras no me lo pensé dos veces y me apunté. Es pequeño, de cinco por dos metros; en total hay sesenta repartidos en tres filas. El mío es el último de la del medio. La mañana siguiente a que meSigue leyendo «Huerto urbano»