A un cantante de Fado

Haz sonar tu lento llanto, Oh sombra arropada por la pena, Haz sonar tu triste canto Para aquello que de ti se aleja. La portuguesa de Coímbra languidece Entre los dedos del estudiante Que, como un apasionado amante, Toca sus cuerdas mientras la mece. Con tu capa que tan solo borda Los desgarrones de tuSigue leyendo «A un cantante de Fado»

Agreste pena

Las aguas del Plata se mecen con mucha tristeza y grisura. Marea que no compadece si viene con tanta negrura. El césped que huele a salvaje no puede ocultar tu gran pena. El árbol de denso follaje lamenta esa lágrima plena. Muchacho de piel tan cetrina,extraño en tus pagos extensos,¿con qué tu mirada se animaSigue leyendo «Agreste pena»