Agreste pena

Las aguas del Plata se mecen con mucha tristeza y grisura. Marea que no compadece si viene con tanta negrura. El césped que huele a salvaje no puede ocultar tu gran pena. El árbol de denso follaje lamenta esa lágrima plena. Muchacho de piel tan cetrina,extraño en tus pagos extensos,¿con qué tu mirada se animaSigue leyendo «Agreste pena»

Sueños sin límites

Soñaba. La otra noche soñaba. Como siempre, pero no era igual. No eran las mismas paredes etéreas de siempre. No eran los mismos viajes aburridos flotando entre humos. No había viejas casas de vacaciones repetidas. Tampoco huidas desesperadas. Menos, encierros. Soñaba. Buscar. Buscábamos juntos. Cada uno desde su lenguaje. Cada cual desde su perspectiva personal.Sigue leyendo «Sueños sin límites»