Fragmento IV: qué lastima

«Las cosas que no tienen ordenno pueden durar largamente»Giovanni Bocaccio Tu barrera infranqueablemi desidia de perdertu desgana de lucharmi pereza de empezar. © Fragmento incluido en L’anima.

Fragmento de Reality Show

«La poesía reside en la mayor conciencia de su cualidad de ladrón»Jean Genet Hace tiempo que no ocultamosnuestro rostro al castigo,cansados de estar en guardiarelajamos el cuerpo y destensamos nuestras armas. Fragmento del poema Reality Show de ©L’anima.

Ojalá

Me obligas sin saberlo, a pensar en una vida sin ti. Me apremias sin quererlo, a plantear un destino ajeno a ti. Me fuerzas, sin pretenderlo, a visualizar un futuro foráneo de ti. Me presionas, sin entenderlo, a entrever un mañana exento de ti. Ojalá tus nubes se disipen. Ojalá del silencio hagas voz. OjaláSigue leyendo «Ojalá»

Remanentes

Astas rotas atraviesan mis mares,vestigios de un naufragio precedente,el último mensaje del ausente,advierte no hay presagio solo azares. Despiden desde el puerto los cantares,castillos que se ofrecen cual presente,llevados por los brazos de afluente,gigante disolvente de pesares. Mas sales no son gratas al sediento,abrieron bajo el casco las heridas,ardiente me penetra el hundimiento. Sin vueltaSigue leyendo «Remanentes»

Senectud a la espera.

En esta carrera, el tiempo me ha alcanzado,en mi piel ha plasmado su experiencia.Me he vuelto océano,surcos y remolinos me dibujan,mis huesos son ramas de arbustos secosque ya no producen frutos. He dejado de ser la de antes,la de siempre,la de la sonrisa completa,la de sueños nacientes. Mi cuerpo ya no tiene prisas,mis caminos andanSigue leyendo «Senectud a la espera.»

Tormenta

Caminamos en un mar de lava, Calmándonos el hambre, Saciándonos con calma, Clavándonos las uñas en el alma, Yo, tormenta, tú, fogata Yo, invierno, tú, infierno Los dos provenientes del verso, Nocturnos, sedientos Huyendo del miedo, Y la soledad abrasadora. Nos sumergimos en la piel, Ajena, alterna, Intermitente; Nos arriesgamos a lo improbable, Nos sumergimosSigue leyendo «Tormenta»

Carta de recomendación

Es un buen muchacho,algo triste, sí,algo loco.Un poco soñador,pero trabaja.Poeta (no mucho, solo a diario).Casi no llora,casi no se queja,casi no come y, cuando sí,lo hace de la palma, calladito.Es limpioy más o menos gracioso;lector, pero se las arregla.Gusta de cantary aunque no afina,compone muy bonitas letras. Joven o viejo según se requiera.Conversao no conversa.LeSigue leyendo «Carta de recomendación»

Movimiento

Sin expectativas indagas,observas, mides, te adaptas.No especulas el posible mañana,vives el hoy, disfrutas el hoy. No cuestionas certezas,porque nos rodea la incerteza.Piensas en un paso, no es suficiente,caminas, corres, saltas, bailas … de todo, de todo un poco insistes ¡probar de todo!Sabes que el todo no es lo esencial,pero en el todo está lo poco,ySigue leyendo «Movimiento»

Habitas en mí

Inicio disjunto:éramos porque debíamos,ahora somos porque queremos,y de otra forma ya no podemos. Distancia o cercanía,en conflicto o en sintonía,en la razón y en la ilusión,ejemplo para mi corazón. Tatuado está en ti,con alas abiertas el Fénix.Si bien alguna vez te rendiste,moldeaste las cenizas, volviste,y en fuego te convertiste. A mi cómplice … ¡gràcies!en tuSigue leyendo «Habitas en mí»

Veía duendes

Pasando el arrabalveía duendes.Resbalando por los juncos,invitando a chapotear,gozando primaveras.Ánimas sosiegasya solo oigo su risaburlándose de un sueñocolmado hoy en hastío.Veía duendes de pequeño.

Silva sutura

Susurro penetrante, alfiler en ojillo, bordando ideales sin orden común. Tejedor arrogante, jugando a lazarillo, punteaste costuras dejando algún hilacho ora sobrante. No te sueltes hilillo, tus retazos parchan mis huecos aún.

Deseo de cosas imposibles

Desear ver el amanecer de mil mañanas con sabor a miel, sintiendo un beso retorcer, en la orilla de mi cuello infiel.   Desear caminar en tus dunas tersas, leves y de trama adyacente, atando, amarrando y amando nuestras ganas, como raíces de un éxtasis inminente.   Desear el murmullo nocturno de los cuerpos ardientes,Sigue leyendo «Deseo de cosas imposibles»

¿Qué es para ti la soledad?

Y te sientes sola, porque nada importa. Tu pasado ha terminado y tu futuro está estancado, sientes vacío, soledad y rabia. Porque por primera vez en la vida, no tienes el control y eso te aterra, te aterra sentir esa vulnerabilidad que te hace ser la persona que dijiste que nunca serías. Te aterra tocarSigue leyendo «¿Qué es para ti la soledad?»

Rosa de Nieve

Del rosal de tus ojos desojada y abatida, entre el barro consumida, la rosa viste de rojo. Pasión de sangre y antojo, por amar tan conmovida, la inspiración de su vida, que murió por un sonrojo. Pues la nieve quería verte, quedarse en el rosal plantada y sin el sol poder quererte. Solo anhela serSigue leyendo «Rosa de Nieve»

Sentidos

Y escucho el aullido de mi alma resonar al son de tus campanas, mientras va volando la velada de mi piel ya resignada.   Y siento la brisa de tu respiro rosar mi impetuoso delirio, cuando te espero entre suspiros en nuestro dulce recóndito capricho.    Y veo tu mirada engreída deslizar su ternura amarga, mientrasSigue leyendo «Sentidos»

Túnel infernal

Voy vagando sin rumbo en el limbo de tu abandono, y suspendo en el vacío el confín de tus besos.   Voy caminando con sigilo en el borde de tu sosiego, y oculto en el apostadero el vocerío de tus labios.   Voy descendiendo sin ánimo en el declive de tu jaleo, y desnudo enSigue leyendo «Túnel infernal»

Impetuoso temor

Impetuoso temor, sucumbes los rastros del amor; y con tu rápida proclividad, atrofias solemnemente mi valor. Impetuoso temor, regocijas mi acérrimo rencor; y con tu  prolífica inquietud, condicionas la ternura con furor. Impetuoso temor, apostillas con sosiego el dolor; y con tu intrépida docilidad, despojas mi vacío sin pudor.

La playa

Había una vez una playa, llena de gente. Y ahora que lo pienso, también llena de ilusión y de esperanza, con una mezcla de dudas que sabían a poco porque todo era como en un sueño, lo que hacía que éstas quedaran de lado pronto. Había unos ojos, y un cuento. Y hacía calor eseSigue leyendo «La playa»

Gracias

Gracias a los que, una vez vencidos, se levantan, con el ánimo imperturbable, aunque malheridos, para continuar la lucha, a los que denuncian, pese a estar prohibido, y a los que viven en el perpetuo fragor de la batalla por los deprimidos. Gracias a los que sufren, llorando, los agravios del poder, del odio ySigue leyendo «Gracias»

Autobús hacia la locura

Ya no estaban los tablones viejos sobre los que hablamos aquella mañana, pero el edificio que los sostenía estaba intacto, ¿seguiría igual por dentro? El tráfico era mucho menos saturado que durante aquellos años, supongo que en el fondo hacer un metro para aquella ciudad no había sido tan mala idea, aunque las consecuencias deSigue leyendo «Autobús hacia la locura»