Lo que susurra el viento

El viento susurra secretos(no del todo inocentes)en mi oído.Delata mi corazónsu palpitar exaltado,llega el mar y rompen sus olassobre las arenas de mi vientre.La sal llena mis heridasque se abren al sol,palpitantes,estallan mis entrañas,se desgarranen la marea que avanzacon la fuerza de un huracánllega la calma palpitante,en la humedadque lo ha cubierto todo. Lourdes MuñozlulinaescribeLeerSigue leyendo «Lo que susurra el viento»

El verano de Madrid

El verano de Madrid:tantas tardes naranjasescuchando el silencio de casa, mirandolos cuadros de siempre en cuyo interiorhace calor también, así dicenlos ojos cansados de los gatosy el torso desnudo de mi padre niño;tantas tardes que se escapansin dejar memoria, sin que el tiemponos diga claramente que transcurrey la casatan quietaparece apenas real, apenas real queSigue leyendo «El verano de Madrid»

Hojas en blanco

Al hojear mi diario encuentro páginas intactas.No fue pereza,esas hojaspasaron en blanco. Dejé morir su potencial infinito,imperdonable seríaocupar su espaciocon líneas vanas. Salto en el calendario los días mediocres,no cualquier vivencia es digna del papel. La pulcra nada parece perfecta,mis garabatosno son excusa,no me atrevo a perturbarla. El bolígrafo pesaesconde su tinta,se guarda palabras miSigue leyendo «Hojas en blanco»

Ser un hombre

Ser un hombre es echarle sí o sí cojonesy así no se aprende a gestionar las emociones.Ser un galán gallardo lleno de dones.Capaz de domar sirenas y diezmar leones. Es colmarse de galardones y alardear.Regalarse a la masculinidad tradicional.Competir y competir hasta por fin petar.Víctimas morales del modelo patriarcal. Un hombre aprende a hacer loSigue leyendo «Ser un hombre»

Galaxia

En el horizonte de sucesosdonde estaba desesperanzadaemergió su universo sideral:            Que es mujer.            Que es madre.            Que es [mi] musa. Astronauta de las letras,caí rendida a su Big Bang.Mis noches de vigiliasoñando con ser su aurora boreal. La cosmonauta del caos que fui, abrumadapor Venus, que habita en su alma.Mis suspiros al airedeseando ser atrapados por ese agujeroSigue leyendo «Galaxia»

Detente

Pronunciar en voz alta la alegría-o la tristeza –es como dejarla escapar. Ahora,en este instante,antes del próximo inhalar de airey del rodar de los ojos curiosos por la habitación,a medida que vas leyendo estas líneas¡detente!y pronuncia con los labios tuyoslas letras todas de mi nombre,deja que el nombre sombra se escape,abandone el cuerpo            alegre,            con forma deSigue leyendo «Detente»

Colores

Hay colores que laten.Y hay latidos, que no entranen un solo pecho. El pez,por dar un ejemplo líquido.Es plateado o todo carmínsi lo despojamos de sus escamas. Y yo, por nombrar otra cosa;seguramente, sea solo grissi me arrebatan tu sonrisa. Kabur@kaburrrrrrLeer sus escritos

Tengo ratas en la cabeza

Tengo ratas en la cabezay cómo chillan las muy malditas,reptan, defecan, orinan, vomitan,sangran, arañan, comen y joden. Una y otra y otra vez,son ratas propias y ajenas,ratas amarillas, verdes y negras. Alimañas que escarban madrigueras en lo más profundo de mi corteza. Que roen con fiereza una memoria blanda y tierna que sucumbe a laSigue leyendo «Tengo ratas en la cabeza»

La mujer

Enciende el aullido de la sangre,el adormecido grito de júbilo,la pasión que alimenta las mareas,el desnudo aguafuertede la vida cotidiana;mientras teje el sudario,mortaja que le unea la fuente primigeniay ancla el mundo,da vida y alimentala lluvia y las aceras;trabaja y crea un universo dondehabita la ciencia exacta de la vida,el corazón de la luz queSigue leyendo «La mujer»

Despiértame antes de que pase

No puedo extenderme a los confines del mundo,No puedo pretender que no sé lo que sí,No puedo seguir escapando.Y esto, que tanto quise evitar, va a suceder. Lees en medio de la noche,Y descubres que la oscuridad atraviesa las paredes,Sientes cómo se cuela hasta tus entrañas,Y, sin devorarte, pierdes la conciencia. Pronto, a tu menteSigue leyendo «Despiértame antes de que pase»

Cuando el mundo vuelva a pararse

Si te dijera que el mundovolverá a pararse en dos meses¿dónde preferirías estar? Mucho lo he pensadoy quisiera colgarme de un clavel,respirar del mundo la sombray amanecer sin miedo el cuarto día. Me amarraría a las estrellasjusto antes del desastrepara morir en el cielolibre, como el vuelo de una alondray saltaría sin paracaídas,sin brújula, sinSigue leyendo «Cuando el mundo vuelva a pararse»

Tres ancianas hilaban

Antes de que el viento cambiara abruptamente su dirección Cerbero se levantó y en dos zancadas se metió en la cocina por el hueco de la puerta entornada. Poco después las plantas y las hojas del laurel de Indias del patio comenzaron a estremecerse. Las ya caídas, secas y crujientes, se amontonaron contra la pared,Sigue leyendo «Tres ancianas hilaban»

El respeto en peligro de extinción

Desde que la competitividad y el egocentrismo se han consolidado como parte del funcionamiento de la sociedad, el menosprecio hacia los valores universales como el respeto, no deja de crecer. A pesar de que conseguir una sociedad basada en el respeto mutuo, se ha considerado a lo largo de la historia un desafío de prudenciaSigue leyendo «El respeto en peligro de extinción»

Andando

Te voy a llorar… andando porque andando se secaránmis lágrimasy me cruzaré con algunasonrisa del pasado y construiré recuerdos nuevosque irán haciendo a un ladoesos que duelen andando mantendréel corazón abiertoa todos los amores y el alma despiertapara poder encontrar un mejor porvenir. Ariel Villaverde@_arielvillaverdeletrasLeer sus escritos

Recuperación

Varios bibliófilos habrán leído “A la búsqueda del tiempo perdido”. Otros varios conocerán apenas el título. Muchos otros ni siquiera saben qué es eso. Sea lo que fuere, está cargado de evocaciones y sentimientos. Esto es lo que veremos a continuación, sin pretensiones de crítica literaria proustiana. ¿Qué sucede cuando los recuerdos están llenos deSigue leyendo «Recuperación»

Jenny

El capitán del “Escuadrón de combate número 322” del ejército estadounidense les gritó que se dirigieran todos a sus puestos en la trinchera: el ataque había comenzado. Paul no podía moverse. Le costaba que las piernas reaccionaran a la orden que había vociferado el superior. Como si de una mala pesadilla se tratara, se dirigióSigue leyendo «Jenny»

Herida en la madera

La marea altase lleva los barcos sin advertir.Estos sufren las tempestades,la insolación, la falta de provisióny el naufragio. El barco no se hunde por el agua a su alrededor,sino por la que, con herida en la madera,perfora sus adentros. Las aguas anidan monstruosque acechan la concepción ordinaria,y los tripulantes son asediados por estos seresque aSigue leyendo «Herida en la madera»

Asume lo malo

Asúmelo.Asume lo malo.Lo malo es ti,estímalo.Si temo esto malo,lo estimulo.Solo toma lo maloy estímalo. Diego Mattaruccodiegomattarucco.comLeer sus escritos

Esos días

Por mucho tiempo,los confundimos con una enfermedad,una sombra que nos nublaba la mente,separándonos de la manada,volviéndonos irracionales,impuras.Así los bautizaron,como si fueran ajenosal resto de los días de nuestro calendario.Como si no contaran,o no valieran la pena.Mientras transcurrían,nos dijeron queno podíamos hacer mayonesa,ni refrescarnos en la pileta.Tampoco bañarnos,ni tomar aspirinas.“En ese estado no pueden pensar”,aseguraron.Nos enseñaronaSigue leyendo «Esos días»

Emigrante de patria no pisada

Emigrante de unapatria no pisada,importunada-ni podada-. Ser extrañoy agente activode mi propiaexistencia. Foráneo sinsaberlo o barruntarloen un paraje,vedada tierra. Sujeto paciente,intruso, distinto ydolorido tras la escasez, la ausencia. Conquistador,paso a paso,a horcajadasde lo salvaje,de lo recóndito;que añorasimplementebuscar siluetas,incluso -quizás-encarnarpresencia-si se tercia-. Carlos VeraBlog de CarlosLeer sus escritos

Soledad

bien, me llevo, con esa chicaque todo el mundo teme. tenemos un tácito acuerdo:ella pasa por altomis cuitas y mis vicios,mi falta de talento, de entusiasmo,y yo me dejo querer por ellaa pesar de su reputación: su presencia dizque causa depre,enajenación,ganas de matar, matarse(para más informaciónleer su etiqueta, la extensa listade efectos secundarios). aunque enSigue leyendo «Soledad»

Eres eterna

Adorarte sabe a pocoen este ideario de recuerdos lindos.Resuena tan bonito como tus miradas,que todavía abrazan lo más profundo de mi ser.A veces es complejo reconocer que hay partes de míque ya no son.Aunque tu luz me recuerda que fueron alguna vez.—Te quiero.—Y yo te adoro.Allá donde estés. Yamila Alvi@yamila_alviLeer sus escritos

Ya no me conformo con cualquier respuesta

Podría decirte que te echo de menosy jugarme el orgullo por tu respuesta. Pero aquí estoy,tragándome las ganasy mordiendo mis palabras,para que el tiempo te enseñe, de una vez,que un “yo también”dejó de ser suficiente. Irene Chiquero@nenescritosLeer sus escritos

Sendero de jacarandas rosadas

Camino por el sendero de la anhelación.Sobre mí hay jacarandas rosadasy a mis pies sus flores dormidas.El sol estaba seco,la luna fraccionada,y las nubes vibraban excitadas.A cada paso crujían las florescomo si caminara sobre cráneos de unicornios,cada pisada resonaba al carraspeo de una cascada,zancadas pequeñas y finas,porque me encontraba en el otro lado del espejo,oSigue leyendo «Sendero de jacarandas rosadas»

Juega con los hechos

Comienza el juego,Juega con los hechos. Hay que enfrentar el mundo,Verlo sin usar realmente los ojos,Asumir de antemano que todosCargamos con el mismo vacío. Carecen de forma los rostros,Se han dilucidado las hipocresías,Y tal vez eso ya no importa demasiado,Porque todo se condena y repudia entre sí. La mala conducta es reprochable,La buena es insostenible,LosSigue leyendo «Juega con los hechos»

El guitarrero

Niña,ayer me soñé entre tus manos.Y yo era diminutocomo el guitarrero. Con las alas ocultas,con las alas de metal verde;y extendía mis antenas como brazos,para alcanzar tu pelo que caía dormidoa tus hombros claros. Niña,ayer te soñé en mi jardín.Con tus manos de mantis,empapadas de tierray la sonrisa ancha. Kabur@kaburrrrrrLeer sus escritos

Pájaros de carne

Ojalá pudieran mis versosser más fuertes que el acero,ser pájaros de carne que buscan el díay se tragan los furiosos pájaros de hierro. Ojalá pudieran mis versosvencer las cenizas,abrir la tierra ante los hombres malvados,masticarlos talones arribahasta sus sesos gusanoscon los dientes del abismo. Ojalá pudieran mis versosser vagón blindado de evacuaciones,ser sombrilla a laSigue leyendo «Pájaros de carne»

Compraventa

Dibuja el alma, un rincón oscurosobre paredes de sombra. Dibujan sombras las paredesen el alma y diluyen la pinturaen litros de sangrey alcoholes varios. Dibuja la oscuridad, rinconesde alma sobre paredes lisasy despista a la locuracon imágenes y estatuasde carácter religioso. No sé qué tendrá Diosque ver con esto… Rincones dibujadosen suelos y paredescon esquirlasSigue leyendo «Compraventa»

Soñé un sueño con textura de memoria

Soñé un sueño con textura de memoriavi un futuro que extravié, vieja esperanzaremembranza de conducta oscilatoriaentre anhelo y realidad se mueve y danza.Soñé un fósil, mineral o fantasía,tan tangible en un instante, y sin tardanzase disuelve con tocar la luz del día. El recuerdo es un susurro y un estruendoun lamento que murmura, un llantoSigue leyendo «Soñé un sueño con textura de memoria»

El último beso de Samuel

Joel: Dime dónde estás porfavor. No hagas esto.6:34am Joel: 🤔6:34am                                               Joel: ¿La playa?6:34am Joel: ¿Samuel?6:35am Sabía que le llegaba un mensaje —aún con los ojos cerrados—. Le gustaba mantener su celular en silencio. No sabía cómo admitirle a Joel lo que iba a hacer. No tenía que verificar su celular para saber que era él.Sigue leyendo «El último beso de Samuel»