Scherzo, colpa: Un’altra prima volta

-La diferencia entre ser creativo y un mentiroso compulsivo son seis ceros a tu nombre; solo así sé que mientes cuando dices estar harto de mí, topo.  -¿Y eso te hace un mentiroso de alta alcurnia? -Parecido. Lo más cercano que podrás conocer, quizá. -Cuando deje de ver un trazo violeta en tu cara cadaSigue leyendo «Scherzo, colpa: Un’altra prima volta»

El manojo

Supongo que siempre lo supe; un día iba a terminar llamando a esa puerta. Una casa de balneario en Floresta, con un jardín al frente, si es que se le puede llamar jardín a un pequeño rectángulo enrejado en el que apenas caben una rosa china y dos o tres ridículos enanitos cubiertos ahora deSigue leyendo «El manojo»