Miradas accidentales

Miradas accidentales,besos entre portales.Preludio del amor que llegaríay que los miedos arruinarían. En el sinsentido encontrábamos nuestra cura,y yo,en tu sonrisa dulce y pura,la razón de mi existir. Pero llegó el momento anunciado.Comenzó a llover en nuestros corazones. Entramos en el bucle laberíntico de hacer preguntas sobre las certezas más absolutas y responder a nimiedadesSigue leyendo «Miradas accidentales»

El color de mi vida

Siempre pensé que mi color era ese en que todo lo ves perfecto, el que inspira ternura, ingenuidad y hasta ñoñería. Pero buscando en mi memoria los recuerdos siempre aparecen con el verde de fondo. Vienen aquellos viajes de infancia cuando mis padres, cargados de maletas, tiraban de mí, subiéndonos a aquellos trenes con olorSigue leyendo «El color de mi vida»

El idioma del silencio

El amor es un día de lluvia. La calma de un domingo al refugio de las horas. Despertar en una certeza infinita de estar vivo, como amanecer en un sueño que creías perdido. La caída del tiempo en la cuna del mundo, y la alegría de sus primeros pasos. Comprender el silencio de otra personaSigue leyendo «El idioma del silencio»

Agua de mayo

Como cae la lluvia sobre mi tejado, así llegas tú, sonriendo al mundo, infundiendo vida a cada segundo.   Como la palabra exacta en el momento preciso, así apareces, salvavidas, puerta abierta, roca fuerte, mi cómplice perfecta.   Como toda rosa tienes tus espinas, así te defiendes, pequeño huracán, y caminas firme, sin mirar atrás.Sigue leyendo «Agua de mayo»

Escúchame

Llovía. Era una lluvia amable, tranquila, que acariciaba los rincones de piel descubierta entre las piezas de ropa. Empapaba gentilmente, sin pesar. Su acompasada melodía repicada contra los adoquines relajaba a las mentes atribuladas. No existía razón en el mundo que pudiera haberle impedido salir a la calle en una noche como aquella. Bueno. QuizáSigue leyendo «Escúchame»

Siempre llueve

Afuera lluevey aquí dentro también llueve. Hace unas horas no llovía,y el cielo solo estaba gris y sordo.Las nubes se hermanabanen una gigantesca nube solitaria,que luego de darse cuenta que no tenía a nadiey nada,se puso a llorar. Cayó sobre mí y sobre este techo.Observé por la ventanay miré al cielo:retrato de tristeza algodonado.Resbalaban porSigue leyendo «Siempre llueve»

Las vacaciones

Tenía prisa por salir de viaje. Necesitaba alejarme de todo. Ahora daría cualquier cosa por estar en casa. Acomodada en el mullido sillón acompañada de Lucas, el gato que se había adueñado de la casa. Quién me mandaría a mí venir por estos lares en el mes de septiembre. Miraba a mi alrededor y podíaSigue leyendo «Las vacaciones»

Cae la Lluvia (Parte I)

Desierta es mi vida, sola, vacía. Las dunas se levantan gigantescas interrumpiendo el horizonte. Mis noches son frías y oscuras y el calor de los días me sofoca, pero aún sigo adelante, esperando lo mejor porque la esperanza es lo único que podría florecer en un ambiente tan hostil como este. Miro hacia abajo paraSigue leyendo «Cae la Lluvia (Parte I)»

Dos Paraguas

Me ha pintado dos paraguas para decorar una pared. Dos paraguas. Uno, calado por la lluvia. Otro, moteado por la nieve. Para decorar una pared. O sostenerla más bien. Para alegrar los momentos difíciles. Porque sabe que me gusta la lluvia. Y, además, estos que vivo y que vienen son meses de tormenta. Dos paraguasSigue leyendo «Dos Paraguas»

Lluvia en la ventana

Las gotas salpicando quedamente, en el transparente marco de tus ojos, que retratan tu tibia presencia, al cobijo de aquel antojo; de una lumbre en el cristal, de un corazón en manojos, dibujado en el vaho eterno, con mi índice y un sonrojo. Lluvia en la tarde aplomada, añoranza de tiempos rotos, lágrimas desperdigadas, porSigue leyendo «Lluvia en la ventana»