Solo Tú

Solo a ti te necesito, porque en tu amor lo encuentro todo, porque Tú eres mi Camino.   Solo tu luz me ilumina, porque con amor todo lo transformas,  porque desbordas Vida.   Solo contigo mi sed se calma, porque tu forma de amar  nadie la iguala,  porque eres agua deseada.   Solo en tiSigue leyendo «Solo Tú»

La luz

La vida en sí misma es una metáfora inexplicable. Esta es la razón por la que Grecia y Roma inventaron sus mitos y Occidente aprovechó para desahogarse en hipérboles. Una de ellas jura que, antes de morir, visualizas una luz al final del túnel. Dijiste que mienten. Pienso que quien sentenció ese mantra por vezSigue leyendo «La luz»

Templo

No la veas así, pues ella no es el pecado ni la falla.  Aun cuando su cuerpo está a punto de ser profanado, por primera vez.  Ella, es el templo, ella es tu única y posible penitencia.  Obsérvala en la oscuridad como la diosa que siempre ha sido y será, antes o después de ti, Sigue leyendo «Templo»

Destellos

Cuando el mundo se vuelve frío y parece perder su sentido aparece un destello. A veces necesitamos momentos oscuros para darnos cuenta de dónde está la luz. La Luz que puede sentirse con los ojos cerrados, que puede mostrarte el camino y dar calor a tu alma. Esa Luz que tantas veces llega a nosotrosSigue leyendo «Destellos»

El amanecer

Como tantos años me siento en la amplia terraza con un café con leche. Cuando ya estoy acomodada, sujetando la taza caliente entre mis manos, miro el horizonte e inundando mis pulmones de esa brisa marina, mi mirada se pierde feliz en aquella vista del inmenso mar. Poco a poco va saliendo el sol, comoSigue leyendo «El amanecer»

Simultáneos

Hay un mundo que grita, que llora, que tiembla. Hay un mundo que protesta, que se rebela, que sufre y que sueña. Sí, también sueña, ríe y ama. Hay un mundo que se descubre a sí mismo cada día un poco más y, a veces, se desconoce, se hace daño, se equivoca. Hay un mundoSigue leyendo «Simultáneos»

La ventana

¿De qué calibre es la pistola en tu cuello? ¿Cuánto pesa el grillete que te ata a la angustia? La mordaza de tu boca parece tapar tu mente y la venda de tus ojos, una ceguera consentida. El fugitivo imagina opciones de escondite, el político se inventa nuevas formas de gastar el dinero, el ermitañoSigue leyendo «La ventana»

A la luz de la luna

Ella era indomable, pero no lo sabía. Hacía temblar el suelo a cada paso, aun cuando caminaba con delicadeza y encanto. Escondía una fuente de coraje y valentía que le brotaba dentro y de vez en cuando afloraba al exterior. Ella era amante de la luna y la miraba con respeto, como quien mira aSigue leyendo «A la luz de la luna»

Incógnita

Un lápiz entre sus dedos,una historia que escribir,una vida y muchos sueños,muchas ganas de vivir. Una luz en la mirada,capacidad de resistir,de luchar cada batalla, de levantarse y seguir. Dos notas entrelazadas,una cuerda que se tensa,una mente que reclamavencer sin usar violencia. Una incógnita encubierta,una mujer poderosacuya sabiduría la transforma en una diosa.

Desesperación

Doy vueltas por la habitación, parezco una fiera enjaulada. Me siento pero me levanto enseguida como si tuviera un resorte que me hiciera saltar. Me acerco y te miro, sigues igual, no hay ningún cambio. Se me escapa el aire que retenía en los pulmones; no me había dado cuenta de que me estaba ahogando.Sigue leyendo «Desesperación»

Atardecer

Atardecer, se pone el sol dejando mi pecho en sombras; se impone el silencio, aterrador;   llega la noche de las horas el Goliat en la cabeza; sin David, sin hondas.   Correr; las piernas pesan. Sin escondite seguro. Llorar; los labios rezan.   Caída, herida; suelo duro, frío, traicionero; delante, solo un muro.  Sigue leyendo «Atardecer»

El lado bueno

Adiós, te suelto la mano. Permíteme navegar; ser, por un tiempo, náufrago.   Prohibirme tu seguridad, abandonar tu cobijo. Hoy es mi guerra contra tu paz.   Saltarme tantos avisos creados por mi miedo a horizontes infinitos.   Dentro de mí queda tu hueco, la habitación silenciosa que no redecoré por terco.   Dentro deSigue leyendo «El lado bueno»

Herida

Tajo profundo, sensación desastrosa con sangre que mana de herida tan grave. Dolor tan profundo, debilidad que domina a un cuerpo cansado de tanto doblarse. Tiniebla profunda, anhelando la luz que me invite a soñarte sin miedos ni afanes. Corazón espinado por Santana y Maná (1999). Una melodía muy popular que, en bruto contraste conSigue leyendo «Herida»

Una luz

Moro fuma recostado contra la puerta de los apartamentos donde vive. En eso, sale Andy. Un vecino y amigo con el que tiene mucho en común. A los dos les faltan padre y madre. Y sin embargo, Andy siempre parece como recién llegado de otra galaxia, lleno de novelería. Moro se incorpora para recibir unSigue leyendo «Una luz»