Vivir

Le concedo a mi cuerpo un espacio, una mirada propia y un rostro. Miro hacia abajo. Los dedos tocan la cálida arena  y discuten con la suavidad de las olas. Existir es tan sencillo como dejarse acariciar, dejarse envolver en la temeridad de la vida, rendirse con los años al tránsito de los hechos. LeSigue leyendo «Vivir»

Las vacaciones

Tenía prisa por salir de viaje. Necesitaba alejarme de todo. Ahora daría cualquier cosa por estar en casa. Acomodada en el mullido sillón acompañada de Lucas, el gato que se había adueñado de la casa. Quién me mandaría a mí venir por estos lares en el mes de septiembre. Miraba a mi alrededor y podíaSigue leyendo «Las vacaciones»