Caos

Dejo mi mente abierta y me acerco, sin temor, hacia lo desconocido.   Escucho esa canción que me hace vibrar por dentro y después, en el silencio, escribo porque me muero si no expreso lo que siento, lo que pienso, lo que quiero, lo que veo.   Recuerdo que alguien me dijo que el amorSigue leyendo «Caos»

De disfrutar del momento presente [I]

Cuando está en su mocedá’El niño corre deprisaSin pararse en donde pisaNi mirar por donde va; ¡Mas quién lo vio y quién lo vieraYa con arrugada frente!Caminando lentamente,Con calma, observa y espera. Y es que se dio cuenta un día,Al cansarse ya su pierna,Que de su carrera eternaNada disfrutado había. Desde entonces simplementeVa intentando repararElSigue leyendo «De disfrutar del momento presente [I]»

Me(n)sura

Ayer cumplí catorce. Estoy muy alto, crecí mucho hace poco. Y estoy tranquilo, solo, en el jardín de atrás de casa, cómodo y fresco. Nadie me molesta. Camino tranquilo. Descalzo sobre el pasto. La gramilla me cosquillea. Me mido tranquilo. Me tanteo tranquilo. Más cosquillas. Desde los doce tengo la costumbre de medirme con losSigue leyendo «Me(n)sura»

Palabras a Inocencia

[EPÍGRAFE]El Poeta es un Niño travieso pero tiernoCuyas travesuras atraviesan sus entrañas,Cuyo abundante corazón sana hasta el InfiernoVía dulzura, inocencia, ilusiones extrañas… Llevo en mi preocupada espalda a un niño durmiendoQue cierra contra su pecho diminutos puñosCon el fin de que no escapen sus gigantes sueños.Reposa en mi espalda la fragilidad del mundo.  ¿Quién esSigue leyendo «Palabras a Inocencia»

Fraterno amor

Entrando en la plaza de comidas del centro comercial, Ismael lleva tomada de la mano a Alicia. Camina rápido, encuentra uno de los últimos lugares libres; ¡qué suerte a esta hora! Tiene la cabeza llena con otros asuntos que no se arreglan tan fácil. —Isma, qué lindo que te queda ese equipo deportivo negro conSigue leyendo «Fraterno amor»

Barba azul

1404, en el castillo Champtocé, la pesadilla iba a comenzar; era el hijo de Guy de Rais, quien Barba Azul se haría llamar. La miel del dulce pequeño la robaría Jean de Craon, luego de que él y el pequeño hermano huérfanos hubiesen quedado. Bajo la custodia del oscuro abuelo Guilles mal aprenderá, que siSigue leyendo «Barba azul»

Juegos de Cama

Sonrisas que resuenan en la habitación, volteretas imposibles y palabras imaginadas para lanzar la almohada por los aires ante el estrépito del metal chocando contra el frío suelo. Algún coche de juguete ha caído, víctima del enfrentamiento. Todo en derredor es entusiasmo pueril, abrazos por doquier y un pulso por parar el reloj impertinente. —¡Venga,Sigue leyendo «Juegos de Cama»

¿Eso es todo?

El científico imberbe se metió a su máquina del tiempo (que más parecía una simple caja de cartón), no sin antes pedir a su audiencia que grabaran en vídeo sus últimas palabras para verificar los resultados: “Cuando salga de esta máquina del tiempo, lo haré en el futuro”. Y efectivamente lo cumplió: cuando salió yaSigue leyendo «¿Eso es todo?»

El niño del piano

Aquel niño tocaba el piano como los ángeles esa forma de acariciar las teclas como si se tratase de un emisor enamorado en la piel de un receptor ilusionado. La melodía de la inocencia tan llena de paz y de belleza de luz y de magia. Aquel niño vivía en su oscuridad, no sabía loSigue leyendo «El niño del piano»

Huevito de Pascua

Ese soleado domingo de Semana Santa, Gonzalito se levantó muy temprano. Sentía curiosidad por ese día. Después de todo lo que había oído hablar del huevo y la gallina, de la cigüeña, de chocolates, de festejos, también algo de Jesús (¿el mismo Niñito Jesús de la Navidad?), lo desbordaban la ansiedad y la novelería. HabíaSigue leyendo «Huevito de Pascua»