A un cantante de Fado

Haz sonar tu lento llanto, Oh sombra arropada por la pena, Haz sonar tu triste canto Para aquello que de ti se aleja. La portuguesa de Coímbra languidece Entre los dedos del estudiante Que, como un apasionado amante, Toca sus cuerdas mientras la mece. Con tu capa que tan solo borda Los desgarrones de tuSigue leyendo «A un cantante de Fado»

Simultáneos

Hay un mundo que grita, que llora, que tiembla. Hay un mundo que protesta, que se rebela, que sufre y que sueña. Sí, también sueña, ríe y ama. Hay un mundo que se descubre a sí mismo cada día un poco más y, a veces, se desconoce, se hace daño, se equivoca. Hay un mundoSigue leyendo «Simultáneos»

Cláusula

−¿Nos podemos quedar toda la noche? −Claro que sí, amor. −Te prometo que te complaceré en todo lo que desees, en todo lo que hayas imaginado. −¡Qué rico! −Nos hacía falta tener un tiempo así, para los dos. Amo a nuestros hijos pero tú sabes lo complicado que es poder tener unas horitas solo paraSigue leyendo «Cláusula»

El tiempo

Me voy a hundir en la penumbra. Hoy me acobardan los pensamientos en el mar del anochecer. Me voy a hundir, me estoy hundiendo en la desesperación. Me estoy perdiendo en el olvido. Me estoy ahogando en medio del ocio y la música, de las noches tristes y solitarias. La oscuridad me abraza y luegoSigue leyendo «El tiempo»

Pasos de rama seca

Contar pasosque no se dan.Pasos muertos de la noche.Pueden volverse a hacersi caminas mil vecespor el mismo sitio.Contar los pasos del sinolvido.Recurrir al olor,a la presencia del día de la muerte,olvidar que revives el siguiente día, y el siguiente, y el siguiente,hasta volver a morir.Anhelando pronto morirun día. Recurrir a la poesía,a la música delSigue leyendo «Pasos de rama seca»

Granada blanca

Mi personal gélido octubre congela mi mente con la idea de que no tantas tardes atrás tú preparabas una ensalada bomba.   Digo esto porque tenía tantos, tantos ingredientes que su sabor era la premonición de que lo nuestro iba a estallar.   «¿Qué nuestro?» —susurra el viento.   Preguntaste si me gustaba la granadaSigue leyendo «Granada blanca»

La noche

Discreta cae la noche con su túnica negra el paisaje ensombrece difumina las calles. En el cielo se prenden festivas las estrellas en el campo iluminan traviesas las luciérnagas. Es la ciudad sombría amasijo de sombras reina frío el silencio cualquier ruido estremece. No te fíes de nadie que escudriñe la noche cuídate de losSigue leyendo «La noche»

Gato solitario

Gato solitario que te escondes en la noche más triste y más oscura, tu silueta se confunde tras la verja, entre líneas dibujadas de amargura. Gato misterioso, silencioso, que has fijado tu mirada en mis pupilas, de pelo gris, perfecto y esponjoso, pareciera que hasta robases la vida. ¿Qué haces aquí, hermoso gato? no pareceSigue leyendo «Gato solitario»