Mi parte favorita

No sé por dónde comenzar,  te he visto sonreír y creo que esa es mi parte favorita. ¡Mentira! Me “enchina” la piel cuando arrugas los ojos porque sabes lo bien que te ves. Pero luego está tu piel, y entonces lo tengo que volver a pensar, la podría recorrer y no habría un final, noSigue leyendo «Mi parte favorita»