Fábulo

Hoy hállome descalzo entre la bruma—aquella que posterga el sueño mío—;bosteza desde el monte un rocíoy el mirlo teje letras con mi pluma. Percibo el dulce tacto de la espuma—aquella que refresca el folio impío—;la tinta aún conserva su albedrío:zozobra por el aire, y se esfuma. ¿Quién robó las palabras de mi nana?¿Quién huyó conSigue leyendo «Fábulo»

El desierto

El desierto es una quimerahabitado por los fantasmasde los días vencidos, muertos,en calendarios sin mañana. Una interminable autopistaque cruza una patria sin alma,un espejo donde dormitanlas viejas canciones gastadas. La arena quema en la cinturade las tardes, desesperadas,donde nada tiene sentidoy un turbio silencio nos llama. Pradoalto@joseantoniorodriguez.fLeer sus escritos

Entre citas

Por la gloria de quererte en el ahoray sentir que tú también me quieres,anhelo nuestra próxima reunión. Ha pasado casi un siglodisfrazado de semanay yo tengo tantas ganas de estar contigo,que al cerrar los ojos,sueño despierto que aquí estás. No demores más.Es tan grande mi deseode sentir tu compañía,que revivo a todas horasnuestra última salidaparaSigue leyendo «Entre citas»

Saltar al vacío

Llegaste rompiendo el miedocomo el impulso de las olas.Y entraste sin preguntar. Descubrir las verdadesque calla un mar en calmaes complejosi no miras hacia dentro. Sumergirse en esa salque escuece,para curar el recuerdo.Transformando en amor eternoesa melodía que suena a rotura. Y es que la luz se trasladaa través de tu retina.El olvido pesa,si noSigue leyendo «Saltar al vacío»

A veces, cuando recito

A veces, cuando recitollorolloro de todo, menos del poema;la poesía me cala tantome excava, me atraviesatan hasta el centro de míque a su paso tienta            todo lo que hay por debajo            de mi escasa superficie absurda.Lloro, y no sé de qué,            de heridas viejas            de conmociones almacenadas            de amor sobrecogedor            de la gravedad de los verbos conjugados                        hacia atrás o hacia adelante.NoSigue leyendo «A veces, cuando recito»

Cuidado con roncar

la quería y todo, pero la hija de puta no me dejaba dormir. por eso la maté. le dije al juez que se ahorrara lo del juicio, que me mandara a vacacionar por 10, 15 años. a decir verdad, estaba harto de la sociedad, de su suciedad. ahora, en este lugar, padezco menos de asco,Sigue leyendo «Cuidado con roncar»

La paciencia

A cuerda funciona este viejo relojque se llama paciencia,que no oscila en adelantarseagigantando vigorosamente sus pasos.A estimas de no quedarse atrás,se asoma por allá el tiempo,como artilugio atemorizantefiniquitando la concepción mismade su propia existencia.A veces se pierde la cuentacuando la reiteración se lleva a cabo,cual vigencia sin reparotras una tracalada de arrepentimientosque no pueden serSigue leyendo «La paciencia»

La llamada

Desde el árbol divisaba una fuente enmarcada en un bellísimo claro. Estaba en alerta. Escuchó el ruido de una rama romperse y tomó su varita mágica. No le iban a sorprender, otra vez no. Ya no era un novato. A través de un hueco tal como el ojo de una cerradura, vio en la espesuraSigue leyendo «La llamada»

Deseos

Cuando sea chica,iré a la escuela los sábados y los domingos,mientras que el resto de los díasconformarán un abultado y divertidofin de semana.Mi madre me regalarátodos los vueltospara comprar golosinas.El viejo de la bolsa,como el muñequito tonto en la teleque anunciaba el horario de protección al menor,habrán sido jubilados.No habrá figuritas difícilesy la piñata tendráSigue leyendo «Deseos»

Quien se comparte

Quien se comparte,abre su puerta; sale por ellay llega a la tuya. Toca, avanzay abre tu puerta; quien se comparte,entra en tu parte. Como por obra de arte,¿qué encuentra? Que lo recibesu propia parte. Ve que no portasolo su parte; ve que su partede ti es que parte. Ve que tu puertallega a su puertoSigue leyendo «Quien se comparte»

Lentas

—¡Feliz cumpleaños, hermano!—Gracias, viejo, gracias. Parece mentira. Te alcancé. Cinco décadas ya.—No se te ocurra decirlo así, suena fuerte.—Es que la vida es fuerte. Nosotros somos fuertes.—Cierto. Todo lo que aguantamos. Hasta la peste y más. Aquí estamos, vivos y coleando, hermano.—Y vamos por más, viejo.—Epa, eso era lo que yo siempre te decía, cuandoSigue leyendo «Lentas»

Lapáchame

Se me han roto los capullosy he llorado sin consuelohasta derramar todas mis semillas. He babeado por las heridasque tu lengua, hacha de hierro,ha tajado en mi piel de madera. En donde moraba tu besohay ahora un huecoque se pudre y se marchita. Lapáchametan fuerte para que puedasentir el sabor de tu sangre blanca. YoSigue leyendo «Lapáchame»

A galeras

Una vez allí ya no importaba el delito, no eras un número, allí nadie sabía contar o nadie lo necesitaba, no estaba allí para eso, cuando llegas a este punto solo hay una cosa que puedas hacer, remar. Remar hasta que te olvides de que estás remando, hasta que te lo recuerde la sal enSigue leyendo «A galeras»

Rojo sobre gris

El mejor carpaccio de mi vidalo comí esa tarde diluvial,al menos el único que rememorocon la certeza de todos mis sentidos. Las alcaparras frescas,el ácido de las uvas,sus ojos negros,profundos, cósmicos;siguen en mí,como las curiosas enredaderasde ese viejo restaurante italianoque se aferran cada vez más,a pesar del implacable paso del tiempo. No debíamos estar juntos,peroSigue leyendo «Rojo sobre gris»

Otras vidas

Las otras vidas nos sostienen,esas que nunca confesamosen nuestras rotas biografías,esas que saben donde vamos en las horas, turbias y amargas,donde la vida oculta datos,certezas y viejas querellasy nos adentra en el fracaso. La vida que no viene a vernos,que descansa en lejanos tramosde autopistas frías, sin alma,en otros mundos derrotados. Aquellas vidas que nosSigue leyendo «Otras vidas»

Lampyridae

Canta el silencio bien altoy alto lo escuchan pasarcarretas con ruedas pisandoa mi mente que ya duerme bajo el nogalhasta que la sombra me absorba y me tragueme quiero a mis pardos gritarpor mucho que el tiempo me ganeno quiero escuchar más este cantarque me tienta en la mirada a malabaresy a volverme poco enSigue leyendo «Lampyridae»

Hoy

«Hoy es siempre todavía»A. Machado Deberías, hoy, lamercon fervor tus cicatrices.Deberías, hoy, honrarlos pilares de tus ruinas,sus erectas esperanzasa pesar de los pesares,a pesar de que al nacerrebobine nuestra muertesu película y comience«eso» que llamamos vida. No recuerdes que el olvidogoza de buena memoria,que un torrente de desiertostu cosecha anegará.Siempre hoy estás a tiempo,no teSigue leyendo «Hoy»

En otra tierra

Si algún día vuelvesy yo ya no estoy…Te dejodos tazas de cafécon los posos secosde futurosy de ayeres.Un cenicero de besos,de orgasmos quemadosen el infierno de tus ausencias,que ya son humo.Las ilusionesaún tendidas al sol,criando mohoy otras vidasque ya no serán nuestras.Y, por último,te dejo mis cenizaspor si necesitas renacer yyo ya soy semilla enSigue leyendo «En otra tierra»

Efecto mariposa

Dicen que ha llegado la primavera.Entre tanto, sigo escondiendosemillas rotas.He colmado el vasoy calmado a la risa,en un último intentode florecer. ¿Por qué? Hay que vestirse despaciocuando se tiene prisa,eso es algo que aprendí.Quiero invertir el ordende lo cotidiano,saborear más lo pequeñoy mundano y, a la vez,sentir que estoy aquí. Una mariposa puede volar sinSigue leyendo «Efecto mariposa»

Hojas en blanco

Al hojear mi diario encuentro páginas intactas.No fue pereza,esas hojaspasaron en blanco. Dejé morir su potencial infinito,imperdonable seríaocupar su espaciocon líneas vanas. Salto en el calendario los días mediocres,no cualquier vivencia es digna del papel. La pulcra nada parece perfecta,mis garabatosno son excusa,no me atrevo a perturbarla. El bolígrafo pesaesconde su tinta,se guarda palabras miSigue leyendo «Hojas en blanco»

Ser un hombre

Ser un hombre es echarle sí o sí cojonesy así no se aprende a gestionar las emociones.Ser un galán gallardo lleno de dones.Capaz de domar sirenas y diezmar leones. Es colmarse de galardones y alardear.Regalarse a la masculinidad tradicional.Competir y competir hasta por fin petar.Víctimas morales del modelo patriarcal. Un hombre aprende a hacer loSigue leyendo «Ser un hombre»

Galaxia

En el horizonte de sucesosdonde estaba desesperanzadaemergió su universo sideral:            Que es mujer.            Que es madre.            Que es [mi] musa. Astronauta de las letras,caí rendida a su Big Bang.Mis noches de vigiliasoñando con ser su aurora boreal. La cosmonauta del caos que fui, abrumadapor Venus, que habita en su alma.Mis suspiros al airedeseando ser atrapados por ese agujeroSigue leyendo «Galaxia»

La mujer

Enciende el aullido de la sangre,el adormecido grito de júbilo,la pasión que alimenta las mareas,el desnudo aguafuertede la vida cotidiana;mientras teje el sudario,mortaja que le unea la fuente primigeniay ancla el mundo,da vida y alimentala lluvia y las aceras;trabaja y crea un universo dondehabita la ciencia exacta de la vida,el corazón de la luz queSigue leyendo «La mujer»

Recuperación

Varios bibliófilos habrán leído “A la búsqueda del tiempo perdido”. Otros varios conocerán apenas el título. Muchos otros ni siquiera saben qué es eso. Sea lo que fuere, está cargado de evocaciones y sentimientos. Esto es lo que veremos a continuación, sin pretensiones de crítica literaria proustiana. ¿Qué sucede cuando los recuerdos están llenos deSigue leyendo «Recuperación»

Jenny

El capitán del “Escuadrón de combate número 322” del ejército estadounidense les gritó que se dirigieran todos a sus puestos en la trinchera: el ataque había comenzado. Paul no podía moverse. Le costaba que las piernas reaccionaran a la orden que había vociferado el superior. Como si de una mala pesadilla se tratara, se dirigióSigue leyendo «Jenny»

Asume lo malo

Asúmelo.Asume lo malo.Lo malo es ti,estímalo.Si temo esto malo,lo estimulo.Solo toma lo maloy estímalo. Diego Mattaruccodiegomattarucco.comLeer sus escritos

Esos días

Por mucho tiempo,los confundimos con una enfermedad,una sombra que nos nublaba la mente,separándonos de la manada,volviéndonos irracionales,impuras.Así los bautizaron,como si fueran ajenosal resto de los días de nuestro calendario.Como si no contaran,o no valieran la pena.Mientras transcurrían,nos dijeron queno podíamos hacer mayonesa,ni refrescarnos en la pileta.Tampoco bañarnos,ni tomar aspirinas.“En ese estado no pueden pensar”,aseguraron.Nos enseñaronaSigue leyendo «Esos días»

Soledad

bien, me llevo, con esa chicaque todo el mundo teme. tenemos un tácito acuerdo:ella pasa por altomis cuitas y mis vicios,mi falta de talento, de entusiasmo,y yo me dejo querer por ellaa pesar de su reputación: su presencia dizque causa depre,enajenación,ganas de matar, matarse(para más informaciónleer su etiqueta, la extensa listade efectos secundarios). aunque enSigue leyendo «Soledad»

Eres eterna

Adorarte sabe a pocoen este ideario de recuerdos lindos.Resuena tan bonito como tus miradas,que todavía abrazan lo más profundo de mi ser.A veces es complejo reconocer que hay partes de míque ya no son.Aunque tu luz me recuerda que fueron alguna vez.—Te quiero.—Y yo te adoro.Allá donde estés. Yamila Alvi@yamila_alviLeer sus escritos

Soñé un sueño con textura de memoria

Soñé un sueño con textura de memoriavi un futuro que extravié, vieja esperanzaremembranza de conducta oscilatoriaentre anhelo y realidad se mueve y danza.Soñé un fósil, mineral o fantasía,tan tangible en un instante, y sin tardanzase disuelve con tocar la luz del día. El recuerdo es un susurro y un estruendoun lamento que murmura, un llantoSigue leyendo «Soñé un sueño con textura de memoria»