Remanentes

Astas rotas atraviesan mis mares,vestigios de un naufragio precedente,el último mensaje del ausente,advierte no hay presagio solo azares. Despiden desde el puerto los cantares,castillos que se ofrecen cual presente,llevados por los brazos de afluente,gigante disolvente de pesares. Mas sales no son gratas al sediento,abrieron bajo el casco las heridas,ardiente me penetra el hundimiento. Sin vueltaSigue leyendo «Remanentes»

Grifo de agua

El silencio desnudasu goteo constante,ignorar el hechono me quita lo consciente. Me siento culpablepor su desperdicio,resbalando al desagüepierde todo su sentido. Desesperadejarte correr,pero no tienes llave,no cierras,por más que lo quiera. Intentarpreservarte en cubetas,soñando beberte de nuevo,es moverlas manecillas a la inversa,esperando que el sol retornepor sus propios pasos. En el mejor de los casoselSigue leyendo «Grifo de agua»

Como una tormenta de nieve en marzo

Tenía en la boca un alud de flores ventiscas por pecho, constelaciones deshechas como en una migraña de hielo. Cruel costumbre la suya, desaparecía cada madrugada en el rastro efímero que en mi sábana escarchada dejaba. Tímida su fachada en las nieves cual flor reaccionaria del viajero la felina extraviada de tormentas que arranca enSigue leyendo «Como una tormenta de nieve en marzo»

Despedida del encuentro

Pues se acabó.Es así.Difícil de asimilarni fácil de digerir.Yo dije síy solo escuché un no. Carcajada a pleno pulmónmientras sobrevuelo mi futuro.Recostado en el aviónabandono ya el pulso.Recuerdo el olvidoy esfumo el presente.Sin azúcar añadidosolo sé que no miente.Gracias por todo.Gracias por vosotros.Gracias por ti.Gracias por mí. No sé si yo me voyo tú teSigue leyendo «Despedida del encuentro»

Ansiedad

Olor a madera.Sabor de metal.Gotas que escurrentras el cristal. Y en la superfícienada está tan mal.El tiempo transcurrecon normalidad. Más lo que hay por dentrono se puede explicar…Sopla un fuerte vientocomo de huracán. Se mueve la tierray se seca el mar.El tiempo se para.Detrás del cristal.

El tendedero

Al tendedero he puestomis camisas mojadas,para ver si secan pronto,y volviéndolas a usarvuelven también las ilusionesde sus tiempos mozos. Para ver si al solrecuperan algo de su colorido,y no se han despintadocon el cloro causantede mis días grises. Sales de mis ojosabandonen estas prendas,necesito vestirlasno me sirven ahí colgadas. Basta de tenerlas empapadas,ya he rogadoSigue leyendo «El tendedero»

No pierdas la fe

Como la vida dueleasí también se goza…Como se transforma la larvaen mariposa. Todo es fugaz.El primer aliento y el último suspiro.Todo cambiará,aunque no lo hayamos entendido. Entre tanta vacuidadsolo me reconforta la fe.Entre tanto pensar solo queda el hacer. Si me permites un consejo:Diviértete,suma y sigue.Persigue el bien. La alegría es un regalo,aprécialo bien.Y enSigue leyendo «No pierdas la fe»

Diana

Cuerdo confundidoen el espejo de tu olvido,eso es lo que quisoser la pobreza del rico.Gota a gota,poco a mucho,se llena tu charcodel que siempre luchoy por el que no se agota.Su hunde el barco.No es por tu lluviani por mi tormenta.Es por la desidiadel que más mienta.Es solo eso,reflejo de miedo. Pasó el tiempoy seSigue leyendo «Diana»

Artesano temporal

Artesano temporalañádeme a tu pella,amasa mi alma hasta fundirla. Soy materia de tu alfarsobre la mesa en reposo,solo una promesa más de arte. Aprieta el paso pedal,a giros tus yemas formanarcilla torneando en la rueda. Plasma en mi tu voluntad,parea pensar y cuerpo,pasta que moldean tus manos. Vierte en cuello lo vital,vive el barro ySigue leyendo «Artesano temporal»

Por un momento…

Un  pájaro levanta el vuelo,en silencio.Insectos suspendidos en el aire,fuera del tiempo. Otra avecilla se posa,mecida por el viento.Las hojas susurran palabras extrañas…Que no entiendo. El sol calienta en lo más alto.El aire es fresco.Es solo una tarde más,de principios de invierno. El canto de los pájarosenvuelve el momento.Mientras se deshacen las nubes,allá en elSigue leyendo «Por un momento…»

Luciérnaga eres luz…

Relámpago nocturno,despojo de una estrella,centella en el espacio,luciérnaga eres luz. Debajo las farolas,volando en torno a un foco,oculta en mi linterna,luciérnaga eres luz. Lucero intermitente,secuencia de destellos,cortejo luminoso,luciérnaga eres luz. De frente a una pantalla,posada en luna llena,aún en pleno día,luciérnaga eres  luz.

Sueños que vuelan

En barcos de vaporviajan mis sueños,volando entre las nubessurcando el cielo. No importa lo que vivasigo con mis sueños…Enfriando veranos,calentando inviernos. Floreciendo primaverassueño con que sueñoen un caballo aladovolando a ras del suelo. ¿Y para qué despertarde esto que yo sueño?Si puedo entrelazarlocon el día y el tiempo. Y vivir soñando y soñar, viviendo.Conservar laSigue leyendo «Sueños que vuelan»

Circunferencia

Alguna vez fuimos puntos de una circunferencia,en nuestro afán de acercarnos nos hicimos cuerda,sintiéndonos tan atraídos y a la vez tan lejanos,entre mediatrices trazamos una justa confluencia,en el epicentro, todo lo soñado fue fulgor y quimera,y luego, diametralmente opuestos, para siempre aislados.

Líquenes

Las piedras son gotas sólidas de luzque adornan los suelos de Paileman.Las hay verdes, anaranjadas y vinotinto;las hay esféricas, cúbicas y amorfas;también pulidas, rugosas o gastadas. Y todas comparten,además de su núcleo rígido,la compañía de sus fieles líquenes. Como carteras de paño vivoo fúngicas mascotas,una unión a muerte sella el destinodel pedruzco y su sésilSigue leyendo «Líquenes»

Esperar la flor

Puede que esperando la flor de mayose pase mi verano,me encuentre el otoñodistraídoy me robe hasta el último vestido.Preparándomepara un invierno duro. Puede que se pase un año enteroy no florezca nadaen la tierra de mi pecho,que por estas fechasya está seca.

Retorno

Destino querido, la mente nublada solo piensa en volvera su jaula, lecho abandonado,puerto compasivo. Suelto la mano cansadade un sol moribundo,su fuerzase apaga lento, como la mía. Se funde la vistaal ocaso.Viajante ingratoa tu espaldase asoma el horizonte nuevo.

Renacido

Chista el pastizal,me llama a recostarme. Empujado por la brisaderrumbo con la vista hacia el follaje. Arrullo en su cadencia contoneante. Me fundoen los brazos de mi madre. Cual infante renacidorodeado en novedad modorrasuelto el llanto de la vida.

La cueva

Voces vienen y van, las voces y los coches llenan la ciudad. Sufres, sigues ahí, algo te detiene y tienes que salir. Antes de deambular con la continua necesidad de hallar algo ni siquiera existía la angustiosa realidad de tu ser amargo. Entonces abandonaste la cueva para sumarte a una ciudad nueva, al enjambre deSigue leyendo «La cueva»

Veía duendes

Pasando el arrabalveía duendes.Resbalando por los juncos,invitando a chapotear,gozando primaveras.Ánimas sosiegasya solo oigo su risaburlándose de un sueñocolmado hoy en hastío.Veía duendes de pequeño.

Anhelos enramados

Enramados mis anhelosson la luz entre las hojas,escalando hasta las copasen mi pecho buscan claro. Con la vida por encargomi follaje se alborota,dejo algunas ramas rotaspero a otras abro paso. Ilusiones en resguardo,se demoran en brotarpues no encuentran luz solarque las saque del letargo.

Octavilla de azares

¿Cuándo decide el viento tomar ruta cardinal? ¿A dónde llega al final?, si es que tiene destino. ¿Acaso no hay sentido aliento de esta vida? Cautiva, aún redimida, pendiente del buen tino.

Navegante temporal

Con la ilusión de remar, sobre el río vivir flotando. Dejando entre el caudal, disperso el cuerpo a poco. Nunca tuve voluntad, mas allá de la ribera. Varado quedó atrás,mi añoro asentado al lecho. No hubo un ancla temporal,que pausara la corriente. Va continua hasta el final, donde todo desemboca.

Cargas mentales

Ya mi espina no descansa ni en respaldo, ni acostada de su carga se deslinda. Ya se mueve con chasquidos por heraldo, una grieta que se expande en hueso guinda. El agua tibia ya preparo para escaldo, presuroso del descanso que esta brinda. No soporto ya el martirio del despaldo, que en auxilio solicito seSigue leyendo «Cargas mentales»

Silva sutura

Susurro penetrante, alfiler en ojillo, bordando ideales sin orden común. Tejedor arrogante, jugando a lazarillo, punteaste costuras dejando algún hilacho ora sobrante. No te sueltes hilillo, tus retazos parchan mis huecos aún.