Mi empeño

Cristales afiladosllueven desde mis párpadoscada vez que tomo un tragointentando olvidarte,huelga decir que no consigomás que retenerte como un clavoinsertado oxidándose en mi memoria,haciendo daño, destrozandocada esperanza que se abre a su paso,cambiando terminaciones nerviosas,volviéndote parte del desastrede este cerebro resignado,rendido ante la voluntadde este maldito corazónresidente de mi pechoy empeñado en quererte,en seguirte queriendo,aSigue leyendo «Mi empeño»

¿Abrimos la puerta?

Me dices que no quieres,  que te arrepentirías, que has dado tantos pasos ¿Para qué volverías? Pero entonces te volteas, y cuando me miras,  no lo resistes,  me quieres todavía. Te lanzas a mi abrazo,  me tomas de la cintura, y secretamente,  ríes mientras lloras.  Nunca hemos sido, nunca lo seremos, somos el recuerdo deSigue leyendo «¿Abrimos la puerta?»