Un poquito de poesía

Un poquito de poesía para las noches vacías, para las noches de invierno, ¡o hasta de verano!, En la desnudez que el calor provoca, en esta o en la otra parte del mundo, viendo la noche y el día a la misma hora, los ojos del humano, que se cree diferente al otro, que seSigue leyendo «Un poquito de poesía»

Ébano y marfil

Se conocieron hace veinte años, al calor de una movida campaña electoral. Camelia era muy jovencita, frágil y delicada, vestida prolijita, traía unos papeles de la escribana para llevarle al padre. Al pasar por la esquina vio dos hombres jóvenes sentados a la mesa del bar; le llamaron la atención los claveles de las solapas.Sigue leyendo «Ébano y marfil»