Para los que escuchan reguetón

El problema no es el ritmo, ni como se baile. El problema es que este género está lleno de letras misóginas que, además de humillar a la mujer dan muestra de la mente perversa de quienes las escriben. Lo que indigna es que estos “compositores” sean tan exitosos, con tan poco. No es cuestión deSigue leyendo «Para los que escuchan reguetón»