La revolución de tu llegada

Esto que nos ha venido pasando desde que tu mar llegó a mi orilla me ha dejado a mitad de la noche abrazada a tu recuerdo: Y ojalá que toda una tarde –o toda una vida- me quedase contemplando las lunas de tus ojos, buscando estrellas en cada recoveco de tu cuerpo. Un invierno queSigue leyendo «La revolución de tu llegada»