Los misterios del camino

Buscaba un lugar tranquilo, sin vecinos ni carreteras cercanas. Aquella cabaña de madera situada en la ladera de la montaña, rodeada de naturaleza y lejos de toda civilización, superaba mis expectativas. Comencé mi primer día contemplando el despliegue de colores que me ofrecía el amanecer, mientras daba buena cuenta del sustancioso desayuno que me habíaSigue leyendo «Los misterios del camino»

Juventud

Que te quiero,Tanto como sueñas libremente. Que te quiero,Siempre independiente, sin temor, sin tapujos. Que te quiero,Y sé bien que tú lo harás mejor que yo. Que te quiero,Serena, pero llena de argumentos, llena de vida. Que te quiero,Y sé que te puedes ir pronto. Que te quiero,Reconocida terca, fiel, creyente de los principios queSigue leyendo «Juventud»

Mi rincón favorito

Hace tiempo que no visito este lugar. Siempre me ha gustado venir a pasear. Sentada escuchaba el silencio, calmaba mi alma. No recuerdo por qué dejé de venir. Siempre fue un sitio tranquilo donde nadie me molestaba, en el que podía caminar sola por el laberinto. Pero hoy está de lo más concurrido, aunque todosSigue leyendo «Mi rincón favorito»

Recuerdos

  Recordaré aquel verano toda la vida, recordaré cada lugar que visité a tu lado y ahora vuelvo a esos lugares y ya no sé verlos sin esos ojos. Sin esos ojos que iban acompañados de esa sonrisa, esa sonrisa que iluminó hasta el rincón más oscuro de mi ser. Eres el recuerdo de unSigue leyendo «Recuerdos»

Sueños sin límites

Soñaba. La otra noche soñaba. Como siempre, pero no era igual. No eran las mismas paredes etéreas de siempre. No eran los mismos viajes aburridos flotando entre humos. No había viejas casas de vacaciones repetidas. Tampoco huidas desesperadas. Menos, encierros. Soñaba. Buscar. Buscábamos juntos. Cada uno desde su lenguaje. Cada cual desde su perspectiva personal.Sigue leyendo «Sueños sin límites»

Paseando entre recuerdos

No puedo dejar de pensaren nuestro primer encuentrover aquellos ojos brillary mi alegría por dentro. Esos momentos de paseary de tus risas conciertosyo sólo podía soñarcon ser por siempre tu cielo. Aquella espera al despegary todos los sentimientosque no hice más que relegarcuando me lo pidió el miedo. Pero el tiempo sabe esperarrodeándose con recuerdosyoSigue leyendo «Paseando entre recuerdos»

¿Acaso alguien está exento de soñar?

Posiblemente sea cierto eso de que no sé volar tal vez sobren fuerzas para hacerlo quizás tenga que arreglar las ganas. Es posible que el carmín que me besaba fuera en realidad un tatuaje en mi espalda justo en el momento en el que mi corazón escapaba. Probablemente no supiera querer sin quererte aun sabiendoSigue leyendo «¿Acaso alguien está exento de soñar?»