Frío invierno

No apresures tu miradaante el séquito nocturnoque provocan mis andares titubeantes,bajo el cielo que hoy llora sin consuelo. No, no te manches las palabrascon excusas sedentarias,esclavas de pasiones que agonizan,del tiempo, del olvido y la venganza. No, no te plasmes un recuerdoen la memoria,que acumule lanzas en el almay desangren la semblanzade aquel amor queSigue leyendo «Frío invierno»

Musa

Hoy, besé tus ojos dormidos,tus labios discretos;besé el filo de tu sombra,a trasluz de la bella luna. El silencio plenode la noche espesa,trajo consigo la caricia,la ternura bajo la niebla. Ardió intensa mi piel, (entonces)como un desierto sediento.Codiciosa de tu boca, del rocío quemante de tus fauces. Hasta la locura, de tocarte. Hasta el gemir agudo,hasta laSigue leyendo «Musa»

Como Ícaro

Llegué con los pies descalzos, con el alma plena y desnuda; me acerqué a ti delicadamente deslizando apenas las puntas de mis dedos sobre tu piel que aún estaba fría, tus párpados yacían escarchados y una lágrima parecía haber dejado su huella allí en la comisura de tus labios. (De tus dulces labios) Acaricié intensaSigue leyendo «Como Ícaro»

Sin Tiempo

Que si aún te pienso… (me pregunta el tiempo) te lo diría en una expresión condicional, en un presente indicativo que te traiga de vuelta. Si conjugarte solapara el destino, reclamaría tu ausencia, atinando a las probabilidades que me conceden los cien poemas que te nombran. Porque aún mis noches no encuentran su lugar enSigue leyendo «Sin Tiempo»

Orgasmo

Apenas he mojado el punzón en el tintero que guarda tu nombre y has ardido como fuego incandescente en las llagas de mi alma; el tatuaje que clama un para siempre, duele, duele como duelen las madrugadas que lloran rayos de luz que atraviesan la maldita oscuridad que dejaste al marcharte. Supuro desde mis entrañasSigue leyendo «Orgasmo»

Hablemos de frente

Hablemos del tiempo, de la vida, del amor y la fidelidad ; hablemos de verdades ocultas, de mentiras que salvan, de heridas, de ¡ayes!, Mirémonos a los ojos, neguémonos; cometamos errando al decir que estamos mejor sin tenernos. Hablemos de la locura, del desengaño. Hablemos del sexo, de la entrega, de la diferencia entre tenernosSigue leyendo «Hablemos de frente»

Inmortal

Hoy el día no se llamó día, como la noche no me deja distinguir su mística presencia en el espesor que cubre los cielos, ajenos, extranjeros, sin dueño. El canto del alma que se eleva libre, tan necio, tan humano, debuta brutal un claro de luna, esbozando el sentir que supera los límites del pensamiento,Sigue leyendo «Inmortal»

Crepúsculo

Desperté y la luna cubría mi cuerpo, como quien yace desnudo en pleno invierno, la escarcha madrugada, violó la ventana de mi alcoba, empapando de desesperanza el calor de mis almohadas. Tocase nocturna la cigarra al pie de la penumbra, del gris que me vislumbra, allí, postrada sin fe, sin sueño, sin bragas. Tocase laSigue leyendo «Crepúsculo»

Poeta

Torrente de caracolas delirantes supuran versos sin ojos, con alma, sí… perenne, lozana, sin prisa, sin adagio, sin refrán, sin proverbia. Hijo del tiempo… Hijo de lo eterno… A tus pies la poesía en sus altares te ansía, en la desnudez de tu palabra, en lo perpetuo de tu alma. Come de tu boca elSigue leyendo «Poeta»

Versos Desnudos

Despojada de toda prudencia, perdida en el verbo de tu estampa muevese mi alma entonces, al torrente de pasión. Bañado en sentimientos osados está el tintero que amenaza un poema sin razón. Con el sol que seduce al ocaso de tus ojos, cae rendida la letra, está que sumisa se entrega al delirio de tusSigue leyendo «Versos Desnudos»

Así Te Amo

He de amarte con versos, versos que viajan y alcanzan tus sueños, entre música de violines he de amarte. Y si al escribir tu nombre mi mano tiembla y así nace una poesía; si una leyenda escribo en prosa, y así te amo… Si te encuentro en la caminata tardía, y tu mirada que seSigue leyendo «Así Te Amo»

Olvido

Un verso, una prosa, un cuento, escribiendo o salpicando sentimiento; como sea que la vida empuje, como sea que el alma estruje, con dolor o con risas, con angustia o con llanto, con las venas marcadas y las manos temblando. Dando a luz un sentimiento, dando paso al poema vagabundo errante; letras que aman, queSigue leyendo «Olvido»

Canto de Amor

—Mírate ¡oh, amada!, ¡oh, Afrodita!, tu mirada como la luz del sol, cuando alumbrando los peñascos disipa las sombras de la noche; así tú en mi alma, así tú en mis ojos, en mi pecho, en mis entrañas. Tus cabellos, como suaves pétalos de rosas aún empapados de rocío entre mis manos, entre mis besos.Sigue leyendo «Canto de Amor»

Mi Gato De Mármol

Sentada junto a la chimenea, intento que el calor de las brasas abriguen mi frío corazón. La ventisca traspasa el filo del ventanal; el café exigiendo sorbos, se apresura a tocar mis labios solitarios. Ya es media noche, afuera llueve, los árboles se mecen con el viento y las sombras se dibujan tétricas en lasSigue leyendo «Mi Gato De Mármol»