Agua de mayo

Como cae la lluvia sobre mi tejado, así llegas tú, sonriendo al mundo, infundiendo vida a cada segundo.   Como la palabra exacta en el momento preciso, así apareces, salvavidas, puerta abierta, roca fuerte, mi cómplice perfecta.   Como toda rosa tienes tus espinas, así te defiendes, pequeño huracán, y caminas firme, sin mirar atrás.Sigue leyendo «Agua de mayo»

Bendita tierra

Oh, tierra de vida, tan llena de gracia,con aguas benditas de peces brillantes,con tanta criatura de gran acrobaciahuyendo del vil cazador acechante. Tus aves magníficas traen la aurora,tus seres salvajes anuncian la tarde.Excelsas memorias de prados de otrora,un credo ambiental que a todos nos arde. Te damos las gracias por darnos cobijo,con nuestras palabras asíSigue leyendo «Bendita tierra»

Oasis

Un aire desconocido puede despertar el alma. Una mirada robada, casi por casualidad, puede convertirse en tesoro, durar por la eternidad. Hay calles que serán siempre una forma de volver, hacer un viaje en el tiempo hasta la primera vez que, inconsciente de la trascendencia de ese simple recorrer, viviste alguna experiencia grabada a fuegoSigue leyendo «Oasis»

Primeros tantos

Mauro se instaló en la puerta y la esperó a que llegara. Ahora, solo ella le importaba. No le interesaba haber sido el goleador campeón de la cancha. Ahora buscaba otra cosa. Ya no soportaba más así, sin poner en práctica de una vez lo que él sentía como su hombría. Era apenas un cachorroSigue leyendo «Primeros tantos»

El origen del carmín

Encontró el parásito mientras observaba absorta el barranco. Las alturas desde tierra firme se percibían de otro modo. Se trataba de un vértigo invertido. Rodeada de dragos y pinos canarios, sus achinados ojos derramaron toda su intensidad en la cochinilla. Apenas apreciable, ella era la culpable de que las mujeres tiñesen de carmín sus labios.Sigue leyendo «El origen del carmín»