Oleajes

Ecos de fuerza inusitadaen confrontación siniestra,rugido hegemónico,rocas y arenaen interminable guerracon el agua serenaque arremete salvaje,en las noches de tormenta,la desgastada escollera.Callan los muelles,la luna se esconde,gritan las nubes,el cielo se rompey con él desangra el martus menguantes costasde amanecer primigenioen la inmensidad de sus olas.

Un poeta a la deriva

una lejana soledad marina se enmudece en el alma de quienes han llorado anocheen mis versosalguien clama por lanzarse al maren tus ojosalguien pide encontrar el timónla velase bambolea en el vientomis nochesme dicen que te olvidé poeta o poetisaquien esté del otro ladoseas humano o estés felizuna tormenta ha comenzadoel ancla al fondo haSigue leyendo «Un poeta a la deriva»

Creer para ver

Aunque a veces duela,aunque suene extraño,aunque nadie entienda,aunque no sea fácil.Aunque no te vea,sigo caminandoy busco tus huellasentre tanto barro. Sé que Tú te entregasen cada mirada,sé que Tú me esperas,que nada me falta,que tras la tormentallegará la calma,que Tú me levantastantas veces caiga. Si el pájaro vuelay la flores brotan,si brillan estrellasy viajan lasSigue leyendo «Creer para ver»

Las vacaciones

Tenía prisa por salir de viaje. Necesitaba alejarme de todo. Ahora daría cualquier cosa por estar en casa. Acomodada en el mullido sillón acompañada de Lucas, el gato que se había adueñado de la casa. Quién me mandaría a mí venir por estos lares en el mes de septiembre. Miraba a mi alrededor y podíaSigue leyendo «Las vacaciones»

Tormenta

Caminamos en un mar de lava, Calmándonos el hambre, Saciándonos con calma, Clavándonos las uñas en el alma, Yo, tormenta, tú, fogata Yo, invierno, tú, infierno Los dos provenientes del verso, Nocturnos, sedientos Huyendo del miedo, Y la soledad abrasadora. Nos sumergimos en la piel, Ajena, alterna, Intermitente; Nos arriesgamos a lo improbable, Nos sumergimosSigue leyendo «Tormenta»

Tormenta en el cielo

El cielo se ha estremecido,sus ojos se han cerrado y ha vuelto a llorar.Se mecía con tormento,furia, dolor. Sacudía el suelo cada vez que se tumbaba,temblaba fríos que arrasaban con los ríosque brotaban de las lágrimasque caían como cascadas de su almay chocaban con dureza la tierra desprendiendo su piel. Su aliento era como unSigue leyendo «Tormenta en el cielo»

Lidia

Lidia corría a través de las calles. Atrás dejaba las casetas de las fiestas, el concierto de Gatibu y los amigos. Le faltaba el aire, le ardían las mejillas y el pelo se le metía en los ojos; pero no perdía tiempo ni para apartarlo. Dos gotas cayeron sobre su cara y apretó el paso.Sigue leyendo «Lidia»