El viaje

Como una nube viajera…Así discurren los senderos de la vida.Se disuelven, se separan.Y como empiezan, se acaban. Unas veces el viaje es tranquilo,como un cálido paseo en tren.Otras es más como naufragioy te ahogas entre olas que no se ven. La seguridad que le falta al jovense cambia por la vitalidad después.Aunque el cuerpo seSigue leyendo «El viaje»

Qué más da

Qué más da lo que piensen -o peor, lo que pienses-, cuando lo único que importa son los surcos de tus manos, que escriben tu camino. Qué más da hacer garabatos en su sucio bosquejo que ni siquiera aspira a ser entendido. Qué más da no hallar la respuesta que nunca buscaste, no encontrar huecoSigue leyendo «Qué más da»

Vivir

Le concedo a mi cuerpo un espacio, una mirada propia y un rostro. Miro hacia abajo. Los dedos tocan la cálida arena  y discuten con la suavidad de las olas. Existir es tan sencillo como dejarse acariciar, dejarse envolver en la temeridad de la vida, rendirse con los años al tránsito de los hechos. LeSigue leyendo «Vivir»

Instantes

Quizá nunca estamos listos del todo para enfrentarnos al veloz paso del tiempo. Tal vez jamás sepamos valorar justamente el instante presente, el segundo que se nos regala en este mismo momento. Cada vez más, el ser humano prefiere estar ausente, distraído, anestesiado… para dejar de sentir cómo a cada respiración se le escapa unSigue leyendo «Instantes»

Años

Años y vida, enteros; directos al destierro. Años y vida, sesgados; anclados al recuerdo. Años y vida, relegados a la amnesia, al relevo. Años y vida, descarriados entre descuido y acierto. Poema que forma parte del libro «Tú, yo y el mundo».

El fuego se encontró jugando

Me gusta jugar con fuego,  aun sabiendo que me puedo quemar. Me gusta pensar en voz alta,  aunque me arriesgo a que alguien me pueda escuchar. Disfruto mirando al cielo,  esperando siempre una estrella fugaz. Me gusta observarte en silencio,  saborear cada gesto, escucharte al hablar. Me gusta porque llego más lejos,  porque aprendo, valoroSigue leyendo «El fuego se encontró jugando»

La carta

Contempla el sobre que ha recogido del buzón. No lleva remite. Lo abre expectante y empieza a leer aquellas palabras escritas con mano temblorosa: Hola Paula Te casaste con Javier, el amor de tu vida. No tener hijos cubrió tus ojos de pena. Pero él te puso el mundo a los pies, intentando apartar eseSigue leyendo «La carta»

Nostalgia

Nostalgia de un tiempo lacio, de tiempos pasados y yo no puedo más que recordar.   Recordar  lo remoto y volver  a transitar tu corazón.   Nostalgia: herida de algo que ya ocurrió, sin margen, sin parar.   Una fuga que se vetó. Un camino que se hizo y ya pasó.   Nostalgia de unSigue leyendo «Nostalgia»

¿Volver a vivir?

El resplandor del amanecer me desvela como una caricia. No quiero despertarla, prefiero que descanse tranquila después de esta semana agotadora. Hace apenas diez días que estamos juntos. No ha dejado de correr de arriba para abajo, de ir y venir haciendo cosas, de arreglar cada rincón para que parezca como nuevo. Y es queSigue leyendo «¿Volver a vivir?»

Hoja seca

Hoja seca arrastrada por vendaval.   Diseña surco, por el viento trazado ya.   Presta huye de su rama; cuidadosa, por la noche.   La Oscuridad te cobija; la Alevosía te acoge.   Poema que forma parte del poemario «Trazas de vida».

De disfrutar del momento presente [II]

Al trotamundos pisandoToda la tierra que puedaLe prefiero el que se quedaLas estrellas contemplando; Porque aquél va recorriendoY acumula cantidadSin probar la calidadDe aquello que está viviendo, ¡Porque cree que es similarEl disfrute y el provecho!,Y porque todo lo que ha hechoQuiere rentabilizar. Él, en su horror vacui, vaTras la suma de experienciasSin multiplicar, ¡vivenciasRepletasSigue leyendo «De disfrutar del momento presente [II]»

Re-cuento

Una vez alguien me dijo que la vida no es como los cuentos, que no existen los finales felices, que la magia es tan solo una ilusión. Nunca lo creí del todo. Nunca lo quise creer. Hoy sé que no era verdad. Hace tiempo que camino por calles sacadas de algún cuento de mi infancia,Sigue leyendo «Re-cuento»

Incógnita

Un lápiz entre sus dedos,una historia que escribir,una vida y muchos sueños,muchas ganas de vivir. Una luz en la mirada,capacidad de resistir,de luchar cada batalla, de levantarse y seguir. Dos notas entrelazadas,una cuerda que se tensa,una mente que reclamavencer sin usar violencia. Una incógnita encubierta,una mujer poderosacuya sabiduría la transforma en una diosa.

Perder es siempre otra forma de ganar

A veces toca perder, esa es la forma que tiene la vida de enseñarnos el valor de ciertas cosas que fueron nuestras y no apreciamos. A veces toca arriesgarse, pues es el único modo de vivir intensamente. A menudo, esos riesgos desembocarán en pérdidas, sin embargo, debe quedar claro que nada que no sea tuyoSigue leyendo «Perder es siempre otra forma de ganar»

Desesperación

Doy vueltas por la habitación, parezco una fiera enjaulada. Me siento pero me levanto enseguida como si tuviera un resorte que me hiciera saltar. Me acerco y te miro, sigues igual, no hay ningún cambio. Se me escapa el aire que retenía en los pulmones; no me había dado cuenta de que me estaba ahogando.Sigue leyendo «Desesperación»

El Amor no se presta, se entrega

Déjame decirte algo, el amor que das no tiene por qué ser recibido de vuelta. El amor no se presta, se entrega. El amor es una entrega de uno mismo a otro, y ese otro no puede devolverte lo que tú le has dado; con suerte te amará también, dándote lo que puede darte, entregándoseSigue leyendo «El Amor no se presta, se entrega»

Vivir es una proeza

Fragmentada, descubrí la hazaña que es respirar,la gran gesta detrás de cada simple movimiento,la firme apuesta de arriesgarse a creer y luchar, hallar respuestas en el más inesperado momento, y seguir, seguir con la ventura de lo incierto o fugaz,porque la incertidumbre está hecha de puntos, y los puntos solo se unen de adelante haciaSigue leyendo «Vivir es una proeza»

Sé tú

Cuenta hacia atrás y mira hacia adelante. Deshaz el ovillo enmarañado de tus experiencias y teje la camisa de tus sueños con el hilo que sobra. Olvida los recuerdos confusos y difusos que nublan tu visión y céntrate en convertir la rueda de molino destartalada del mundo en magníficos gigantes bicéfalos y hermosos. Ríe  siSigue leyendo «Sé tú»

Soy calvo, ¿y qué?

Soy calvo, ¿y qué? Mi encanto no está en el cráneo, lo sé pero tengo desparpajo, como ves. Soy calvo, ¿y qué? Quizás no sea tan guapo como el modelo de channel pero tengo ese algo que te hace enloquecer. Soy calvo, ¿y qué? No hay pelos en mi lavabo, cosa que es de agradecer,Sigue leyendo «Soy calvo, ¿y qué?»

Gracias

Agradezco a la vida el don de la palabra. Agradezco a mi padre la semilla que en mi madre fue engendrada. Agradezco a la noche y al día por servirme de musa. Agradezco a la tinta de mi pluma por servirme de guía para mis rimas, a veces confusas, a veces prohibidas. Agradezco a misSigue leyendo «Gracias»

Indigente

De rodillas sobre la acera, su mirada proyecta tristeza, su mano pidiendo limosna; la gente le ignora. El frío le empapa los huesos, implora dos míseros euros, su estómago de hambre ruge; la gente de él huye. Se siente solo y perdido, a veces más muerto que vivo, sin nada que llevar a la boca;Sigue leyendo «Indigente»

Siente

Siente el ruido, los silencios, las pausas; nada pasa porque lo notes, nada surge porque lo intentes. Siente el eco de palabras sin sonido, llevando lejos historias no contadas, trayendo a ti memorias sin destino. Siente los momentos y segundos, con mitades escondidas y locura sin sentido. Siente sal, arena y mar, encallando serena elSigue leyendo «Siente»

Sé que dueles (Parte I)

Me disponía a ducharme como cada mañana. Presentía que hoy iban a cambiar el rumbo de las cosas, el rumbo de mi vida. Comenzaba mis vacaciones y estaba ilusionada porque le volvería a ver. Atrás quedaban las semanas de estrés, de complicaciones y de nervios. Sí, nervios, ya que me había propuesto darle una sorpresa.Sigue leyendo «Sé que dueles (Parte I)»

Cumpleaños

  Hoy me alejo de los 40 con dolores en las piernas, con algunas cosas hechas y muchas por hacer.   Hoy me acerco a los 50 con la mente despierta por el arte que me completa y alimenta mi sed.   Hoy cumplo años; soy un niño vestido con traje de adulto, hago unSigue leyendo «Cumpleaños»

Capaz

Capaz de todo sin que nada me lo impida. Capaz de encontrar entradas donde sólo hay salidas. Capaz de saltar las vallas esquivando las cuchillas. Capaz de cantar nanas a los que duermen de puntillas. Capaz de envolver venganzas con las vendas de la sonrisa. Capaz de afrontar al alba lo que la noche noSigue leyendo «Capaz»

Te reto

Te reto a que me ames y te ames. Te reto a que luches por lo justo. Te reto a que vueles alto, por encima de las nubes de la envidia y el egoísmo. Te reto a que me retes a un juego sin reglas, donde todos ganen cuando el ganador llegue a la metaSigue leyendo «Te reto»

Preguntas

Y yo me pregunto: ¿Por qué importa mi cara, si es negra o blanca, si afeitada o con barba, si en mi cabeza no hay calvas, si tus caderas son anchas, si hay encaje en tus bragas si , al final, no encajas? Y yo me pregunto: ¿Por qué os importan tanto mis fotos enSigue leyendo «Preguntas»

Casi me olvido

Casi se me olvida vivir. He estado poco pendiente del mundo que me rodea, centrada en mi burbuja imaginaria que no deja espacio para nadie más que yo porque creí que así era más fácil cumplir con los deberes que la vida me ha achacado desde el preciso momento en que decidí crecer. Ya noSigue leyendo «Casi me olvido»

Obsesión

Obsesión por sonreír a todas horas. Obsesión por perseguir las modas. Obsesión por seguir a líderes de pega, que no pegan ni con cola en tu devenir de seda. Obsesión por salir de copas, por reír con ganas de llorar, por follar sin ganas, sin gomas, porque sí… Obsesión por servir a personas sin nombre.Sigue leyendo «Obsesión»

Olor a viejo

Todos los viejos huelen a algo. Los que vienen del pueblo tienen ese característico olorcito a talco Azura, tan peculiar, cargado y poco vendido en estos días. No imagino una mujer de antaño saliendo de su hogar sin una buena mota de polvo bajo los brazos y senos, ni a un hombre respetable sin cubrirSigue leyendo «Olor a viejo»