Artículo Miguel Ángel García García (España)

Distinto cerdo, misma pocilga

Por: Miguel Ángel García García

Por qué Biden no es el héroe salvador que todos piensan: prolongación de la era Trump.

“Estados Unidos es la nación del consumo, del capitalismo más voraz y tóxico”. Fuente imagen: El País.

¿Qué tendrán las elecciones presidenciales de Estados Unidos que atraen a personas de todo el mundo? Tal vez sea que, para nosotros, todo lo que viene de EEUU es una película que debe ser vista, o, de un modo más general, un producto que debe ser consumido. Estados Unidos es la nación del consumo, del capitalismo más voraz y tóxico, además tiene la cualidad de comportarse como el más prototípico depredador, atrae a sus presas —el resto del mundo— con sus encantos para acabar devorándolas sin piedad, para acabar donde termina cualquier alimento después de ser digerido.

Este año las elecciones a la Casa Blanca han sido —y siguen siendo— las más seguidas y comentadas de la Historia, todo por el odio hacia Donald Trump que tenemos muchas personas. Como una superproducción hollywoodiense estas elecciones se han configurado de un modo que parece colocar a Biden —el oponente demócrata de Trump— como el héroe y salvador del mundo entero. Por ello, muchas de las personas que estos días siguen la actualidad política estadounidense no son solo anti-Trump, sino que, además, son pro-Biden. Quien fuera vicepresidente de Barack Obama se ha convertido a ojos de la mayoría en el elegido para librar al mundo de la tiranía del malvado Trump. Un falso Superman contra Lex Luthor.

Hoy voy a hablarles de por qué ser anti-Trump no es ni debe ser lo mismo que ser pro-Biden. Obviamente, si yo fuese ciudadano estadounidense hubiese votado a Joe Biden con tal de echar a Donald Trump de la Casa Blanca, pero ni mucho menos apoyaría a este candidato demócrata, y, por supuesto, tampoco lo elevaría a la categoría de héroe o salvador del mundo libre.

“Ser anti-Trump no es ni debe ser lo mismo que ser pro-Biden”. Fuente imagen: LaRepublica.net

El otro día leí que otro mandato de Trump agravaría el cambio climático hasta unos niveles inenarrables, COMO SI BIDEN FUESE A ACABAR CON LA CRISIS CLIMÁTICA. Que el candidato demócrata haya ganado las elecciones va a tener como positivo que Donald Trump deje de ser presidente, pero a grandes rasgos la política va a ser la misma. Biden no va a acabar con la represión racial, no va a lograr que los policías dejen de matar a las personas racializadas, no va a logar un acceso universal a la sanidad o que se perdone la deuda de la matrícula de los estudiantes universitarios, no va a terminar con las impresionantes tasas de pobreza del supuesto mejor país del mundo, no conseguirá que un estadounidense promedio no deba tener tres trabajos para pagar su vivienda. Biden no va a terminar con las aspiraciones imperialistas de EEUU, ni con el expolio internacional en nombre de la libertad. Que Biden gane va a suponer que Trump desaparezca de la política, eso es una victoria, sí, pero sus políticas no van a ser mucho mejores.

Esto mismo lo explica en un hilo de Twitter el usuario @QVEF_, donde escribe que gracias a que Trump ha sido un gobernante tan nefasto y odiado, Biden va a tener carta blanca para seguir aplicando las mismas políticas neoliberales e imperialistas de siempre, porque como no es Trump, todo lo que haga va a ser visto como algo positivo, o menos malo de lo que podría haber sido.

“Biden va a tener carta blanca para seguir aplicando las mismas políticas neoliberales e imperialistas de siempre”. Captura del hilo citado. Fuente: propia.

La gran campaña mediática para encumbrar a Biden a la categoría de héroe del pueblo estadounidense, ha servido para que se olvide todo lo negativo que le rodea a él y a quien le acompaña como vicepresidenta: Kamala Harris.

Harris se ha convertido en la primera mujer en ser vicepresidenta, en la primera persona hija de inmigrantes en serlo, y también en la primera persona de color en ostentar ese cargo, todo esto —obviamente— es una buena noticia ya que supone la rotura de diversos techos de cristal, sin embargo, al igual que con Biden, no tiene que servir como excusa para mitificar la figura de Harris. Es por muchos conocido, y así lo refleja el diario CTXT en un artículo de agosto, que quien va a ostentar el cargo de vicepresidenta del imperio yanqui no es la aliada del pueblo que se pretende vender:

«Harris destaca por su crueldad: luchó por mantener a gente inocente en la cárcel, bloqueó las indemnizaciones a personas injustamente condenadas, defendió que los delincuentes no violentos permanecieran en la cárcel y siguieran trabajando como mano de obra barata, (…), y negó la operación de reasignación de género a presos transexuales», menciona este diario.

“Quien va a ostentar el cargo de vicepresidenta del imperio yanqui no es la aliada del pueblo que se pretende vender” .Captura del artículo citado. Fuente: propia.

El sistema estadounidense está podrido desde sus cimientos, para que este país solucione todas las injusticias y desigualdades que tiene debe cambiar mucho, y esos cambios deben ser radicales, es decir, desde la raíz.

 La sociedad norteamericana no va a ser más justa, más equitativa, más progresista y tolerante, porque llegue Joe o Kamala al poder. Los Estados Unidos necesitan mucho más para dejar de ser la pocilga —políticamente hablando— que apesta al resto del mundo con sus políticas despiadadas.

El sueño americano hace mucho que está muerto, y Joe Biden no lo va a resucitar. El sueño americano debe cambiar, debe ser aspirar a una sociedad justa, igualitaria, libre y democrática, y eso ni Joe Biden ni Donald Trump lo va a lograr.

Que Trump abandone la Casa Blanca es una oportunidad para que los movimientos sociales y civiles se vuelvan a organizar para demandar a sus nuevos gobernantes un sistema más humano.

Joe Biden no es Superman, Kamala Harris no es Wonder Woman, pero el pueblo norteamericano puede ser la Liga de la Justicia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: