Crear y Destruir

Cuando intento escribir una historia, muchas veces pienso en cuál será el final de esta para poder así, desarrollar la trama. Empiezo desde el final. En la vida real esto es un poco mucho más complicado. Cuando te embarcas en algo, cuando inicias un proyecto, no sabes ni siquiera cual será el siguiente paso y mucho menos estás pensando en el final… se supone.

¿Qué pasa si desde el principio te planteas cómo acabar con algo? ¿Es acaso que falta motivación? ¿No son sinceras las intenciones?… Tal vez no sea eso, puede que esté tomando la vida como una historia ficticia, tal vez me satisface más la irrealidad de las cosas, crearlas en mi mente a mi antojo, modificarlas, manipularlas, darles forma. Me gusta escribir. Me gusta escribir porque creo y destruyo, en la vida, esto también se puede hacer con actos y palabras. Crear y destruir es un poder propio que todos tenemos, y aunque no todos los acontecimientos de nuestra vida los podamos elegir, hay cierto margen de actuación donde podemos dejar libre nuestra imaginación y hacer lo que se nos antoje. Esto es lo que me gusta de la vida y de escribir, esos momentos en los que puedes decidir dentro de un abanico de posibilidades, esos momentos donde si te apetece hacer algo puedes hacerlo. Imaginarte un final y actuar en consecuencia, para luego cambiar totalmente el rumbo.

Tal vez, no sepamos el final de las cosas que nos suceden y esto a veces nos lleve a más de un dolor de cabeza (a mí la incertidumbre suele machacarme mucho…) pero, tenemos algo de juego en esto, podemos mirar más allá y disfrutar de no saber cómo reaccionarán otras personas e incluso sentirnos tremendamente satisfechos si adivinamos cuál será el siguiente paso que alguien tome. Mirar más allá de lo que sabes y adivinar o no, pero moverte, decidir, crear, destruir y transformar. A través de tus razonamientos o dejándote llevar por las emociones e intuiciones. Esto es magia, es escribir, es vivir.

Por: Cat Actitude (España)

catactitude.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook     twitter-icon-circle-logo     instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf     tumblr_256     social_youtube_63

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. JL dice:

    Interesante reflexión. Y qué pasa cuando un personaje se rebela y no sigue lo que supones tú debe ser la historia? Y qué pasa cuando la trama (vida/relación/etc) llega a un punto muerto del cual no sabes como salir? Nada pasa y nada sorprende. Qué pasa cuando el final que te dicta la historia/cuento no es como lo querías? más pobre, más triste, más aburrido?

    Le gusta a 1 persona

  2. cat actitud. dice:

    cuando se rebela sucede lo interesante de la improvisación, nunca se llega a un punto muerto siempre hay una elección final que puede ser: no seguir y cambiar el rumbo. y si no es como querías… hay que transformarlo en algo bueno, aunque cueste al principio claro está. 🙂 me alegro de que te guste la reflexión!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s