Escritores de Letras & Poesía Verácida (España)

No pidas perdón

No pidas perdón:

 

No, no lo hagas. No merece la pena, agachar la cabeza cuando hay tanto que decir.  No pidas perdón aunque las penas te ahoguen, pese a que la soledad te atrape y te consuma. Te sentirás en las tinieblas, caminando en una turbia luz,  no te abraces a las primeras luces que parezcan de verdad. No te conformes con ilusiones cuando puedes alcanzar la realidad, cuando el precio a pagar es renunciar a ti.

No pidas perdón por ser tú, distinto o común. Erudito o influencer, ¿qué más da? No te pierdas a ti mismo porque entonces no te quedará nada por lo que sentirte real. No te disculpes por discrepar, por pensar distinto… por querer restablecer las reglas. Recuerda que “cuando la tiranía es ley, la revolución es orden” y que incluso en el caos el orden siempre está presente*.

No, no es necesario doblegarse por querer encajar. ¿Encajar dónde? ¿En una pantomima? ¿En una jauría de hipócritas? ¿De verdad quieres formar parte de ese veneno? Formar parte de un séquito de zombies, heridos que se dejan llevar por las órdenes de unos malnacidos. De verdad… ¿quieres recibir órdenes cuando puedes darlas?

No, repito, no lo hagas. No pidas perdón por vivir tu vida a tu manera. A la de nadie más, por respirar, por sentir, por reír, por llorar… No pidas perdón por existir porque no eres un error sino parte de la solución, en tu mano depende en qué parte de la ecuación quieras estar. Me explico, recordando a Platón en la alegoría de la caverna… ¿Quieres ser un prisionero o quieres ver la luz? ¿Enseñarías a los otros la salida, la esperanza?

Incluso, si tus propósitos no son tan honorables ni decorosos… ¿Te conformarías con vivir a medias pudiendo vivir enteramente? ¿Te serías infiel a ti mismo?

Finalmente, si prefieres vivir a merced de la marea tampoco pidas perdón. No pidas perdón por elegir vivir en la ignorancia, soñar viviendo. No lo hagas porque incluso eso ha sido tú decisión. Tu libre decisión.

Hagas lo que hagas, no te disculpes porque recuerda que no hay  autoridad moral capaz de sentenciarte de por vida.

 

 

*Cita célebre de Stephen Hawking

*Imagen de Sara Herranz

Por: Verácida (España)

mecanicairracional.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

4 comentarios

  1. La autenticidad de ser siempre y en cada momento uno mismo en el más puro ejercicio de honestidad e integridad personal, y no ser otra marioneta camaleónica e hipócrita más, tan tristemente habituales
    Excelente la cita astrofísica de Hawking para establecer un símil con la propia vida, así como el conjunto de la exposición y tu reflexión.
    Mis saludos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s