De machos y putas

[Imagen de Pinterest]

Hubo un tiempo en que a las mujeres se las educaba para ser buenas esposas y madres. Todo lo que se suponía que debía ser una mujer de bien estaba recogido en la «Guía de la buena esposa», manual de instrucciones y cabecera con el que maestras de dudosa moral y doble rasero adoctrinaban a sus pupilas desde su más tierna infancia; está claro que el hábito no hace al monje. Se las enseñaba a ver, oír y callar; a cerrar los ojos y abrir las piernas. A aquellas que osaban pensar distinto y desafiar los cánones establecidos se las consideraba unas descarriadas.

Si ellos conocían a más de una persona del sexo opuesto se les llamaba machos, a ellas putas.

Afortunadamente la educación ha cambiado, pero tristemente, los estereotipos permanecen.

(13)

Publicado por mabm

Supongo que os preguntaréis quién se esconde tras este blog. Solo os diré que una tejedora a quien le encanta tejer palabras e hilvanarlas con los hilos invisibles del alma. También una maga a la que le vuelve loca hacer magia con ellas. Y una voraz cazadora de palabras nuevas que poder utilizar en sus escritos. Porque escribir me sienta bien, porque escribir me hace feliz

4 comentarios sobre “De machos y putas

  1. Y todavía los hombres seguimos en nuestra república del egoísmo cerrando vos el paso e intentando que el cambio sea más estético que real. No lo dudes, os tenemos miedo porque sabemos de vuestro valor e inteligencia. Saludos.

    Le gusta a 3 personas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: