Escritores de Letras & Poesía Nuevo Papel (Colombia) Reflexiones

Sentir es mi género literario

Qué fea me ha resultado siempre esa desagradable costumbre de descalificar a los demás. Asumo que empiezas a criticar cuando no tienes nada bueno que mostrar de ti mismo.
Amo la poesía, pero quizá no soy poeta, porque lo mío es tal vez muy elemental o porque la definición del término, cuando he querido preguntar, siempre varía de acuerdo a la percepción del lector. Según el diccionario, poeta es la persona que compone poesía y la poesía “es una composición literaria que se concibe como expresión artística de la belleza por medio de la palabra”; para algunos un poeta es un aburrido, para otros es un romántico.  Alguien dijo que los poetas eran gente sin oficio y hay quienes dicen que es un artista, pero en ninguna parte encontré algo que dijera que un poeta es alguien que escribe como este o este otro o como aquel, así que en general sería muy osado pretender serlo.

Tampoco soy escritora, que más quisiera, y no tengo la preparación ni la experiencia para llevar puestos tales títulos, escribo y pinto como el que fuma y bebe, por puro y físico placer, sin embargo, agradezco el cariño de quienes me perciben como tal. ¡Carajo!, ¡qué bonito me hacen sentir!

No sé que fenómeno sucede en algunas cabezas locas, pero me he topado con un sinnúmero de personajes que, dueños de una hoja de vida poco atractiva, a pesar del montón de títulos que adornan su perfil (que en la mayoría de los casos no ejercen, ni laboran, ni se logra identificar claramente a qué es que se dedican), llegan con ínfulas de críticos de arte por el simple hecho de haberse leído tres o cuatro libros (que sospecho suponen nadie más ha leído).
Hace poco me topé con uno de estos personajes a quién agregué equivocadamente a mi lista de amigos (error de dedo) y seguramente después de leer esto me va a bloquear, pero así es la vida.

Amo la crítica que construye, que edifica, que mejora, y los que me conocen saben que agradezco de corazón cuando me aportan cosas para mejorar o corrigen y sugieren y me ayudan a aprender o me dan tiempo de editar mis metidas de pata.

Sucede que este contacto en cuestión me escribió por interno (hace algún tiempo), y se presentó con la seguridad de aquellos que ostentan muchos conocimientos en su perfil, por lo que pude entrever en sus redes sociales. En menos de 10 minutos me dio cátedra de arte y literatura, descalificó mis versos comparando entre líneas a mis, según él, miles de seguidores con los seguidores de un famoso reguetonero, me mandó a cambiar mis gustos musicales, que por cierto él desconoce, y se despidió velozmente, dejándome aterrada ante tan grosero acercamiento.

Luego de leer nuevamente toda su verborrea pensé, “oye, qué dicha que no le guste lo mío”, y hasta se me alegró el rato, porque si la cosa fuera de marketing, él, a ciencia cierta, no es el público que me interesa.
Yo tal vez no escribo poesía, repito. Hago reflexiones con tinte poético; mis versos no están influenciados por Bécquer, mis escritos están influenciados por Marcela, mi amiga; por Alejandro, mi compañero de clases; o por Pedro, el ex de alguna conocida que aún sufre por ella. Mis versos no pretenden ponerme a ganar dinero y, aunque sé que un día alguna a la que le guste lo que escribo me encontrará a mí, mis versos no andan buscando una editorial; mis versos pretenden hacer que Claudia, mi vecina separada, no se sienta sola o que Andrés, que no me conoce, pero que se topó con un verso mío en el estado de WhatsApp de su amiga del trabajo, sepa que otros hemos experimentado el mismo dolor, tristeza o alegría que puede estar sintiendo él en este momento.

Cuando escribo, lo hago en un lenguaje cotidiano. Aunque sí las uso, jamás me verán abusando de las figuras literarias ni hallarán mis textos repletos de palabras rebuscadas buscando impresionar, pero le pongo tanta alma que es posible que si usted me lee, pueda llegar a pensar que escribí para usted y ¡qué bonito si eso pasa!
Yo no sé escribir poesía, pero amo leerla, los he leído a todos y no me jacto de ello. Claro que me gustaría plasmar mis versos en otro libro, pero les aseguro que no es mi gran motivación, yo no aspiro a vender letras; mis reflexiones son gratis para quién desee leerlas. El único papel que pretendo llenar es mi @NuevoPapel y no requiere de imprentas ni lanzamientos o reconocimientos públicos, y es que yo no quiero ser un estereotipo poético, no tengo influencia de ninguno y aunque amo profundamente las rimas de Buesa, yo no escribo para que me aprueben los eruditos, ni para los conocedores ni los literatos, ellos ya tienen a Bécquer, a Neruda, a Borges y a Cortázar; yo escribo para otros, para los que habiéndolos leído a todos no necesitan jactarse de cultos y se toman la molestia de leerme, yo escribo para los que nunca han leído un verso y encuentran en mis letras que la poesía no es algo creado solo para unos cuantos, yo escribo para los que no necesitan saber de rimas, figuras literarias, métricas o versos para entender que cualquier cosa que alguien escriba, pinte, talle, cante o lo que sea que haga, lleva impreso un pedacito de su alma, y que eso merece un gran respeto.

Para ellos son mis letras, pero sobre todo, escribo para mí. Y lo confieso, mis versos me encantan y agradezco y respeto profundamente a quienes me leen, como ellos me respetan a mí, pero para saber eso no se necesitan premios ni títulos ni haber leído a alguno de los grandes.

Ese es mi público objetivo, y si usted está entre ellos, ¡¡¡gracias!!! Solo por usted vale la pena no ser llamada poeta.
Y yo, mientras averiguo como llamarle a esto, distinto a pasión, vicio o catarsis, y teniendo en cuenta que sentir aún no está catalogado como género literario, seguiré escribiéndoles todos los días que me falten.

Si lo que escribo no es poesía, lo que se produce en el alma de quien se encuentra a sí mismo cuando me lee, eso sí que lo es.
¡¡¡Poesía es usted!!!

6b (2)

Anuncios

4 comentarios

  1. Poesía es un estilo de vida, un sentir propio, que puja por ser impropio por ello sale sin mas. NO se trata de ordenar a perfección binaria palabras en un ordenador. Por ello. Nuevo Papel, y muchas razones mas tu pausa, la que escribiste al IDIOTA y ORDINARIO aquel… es POESÍA, porque tus letras son un carrusel sincero de tu sentir.

    Salud y letras… Poeta, Nuevo Papel.

    Le gusta a 2 personas

  2. Muchas gracias Victor, así es, yo seguiré escrbiendo, así, sin camisas de fuerza, amarrando mis letras a lo que siento, mi propio genero literario, seguiré aprendiendo de quienes quieran sumarse a mi camino y espero que quienes amen escribir, al tropezarse con este texto encuentren la motivación para que las críticas no los detenga.
    Un abrazo para ti.

    Le gusta a 1 persona

  3. Tengo noticias para ti: tú no eres poeta, eres una GRAN poeta y artista Colombiana de la que me siento más que orgulloso. Desnudas tu alma con versos eficaces y la exhibes sin el más mínimo pudor, pellizcas los sentimientos de tus lectores que se ven reflejados en tus versos haciéndonos recordar que todos amamos y fracasamos un poco en el intento. Gracias por tantos versos y poemas. Porfavor nunca pares de escribir.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.