Escritores de Letras & Poesía Lily Guajardo (México) Prosa Poética

Un lustro

De aquella chispa que saltó en una cafetería, mientras esperábamos como robots nuestro turno en la mecánica fila y en la vida, llena de personas completamente dormidas que no habían visto, ni verían jamás de nuevo, una llama como aquella el resto de sus tristes vidas.

De aquella conversación que me llevó al cielo al mismo tiempo que me golpeaba contra el concreto y mientras disimuladamente me limpiaba el polvo, tú sonreías y lo cambiabas todo.

De aquel inesperado desesperado mensaje, que iluminó mi rostro gris y le dio a mi corazón un boleto ida y vuelta a la luna, con esperanza de aterrizar en alguna parte del inmenso manto estelar.

De reconocernos dentro del infinito mar de almas y lanzarnos como dos locos aventureros, sin cuerdas, paracaídas, ni redes, al peligroso mundo de lo prohibido y secreto.

De enamorarte cada día, de entregar cada centímetro cúbico de la agonía de mi alma; por un beso tuyo, por un minuto tuyo, por el resto de nuestras vidas juntos.

De desear, de soñar, de bailar a tu lado sin estarlo, de abrazarme a tu cuerpo, de acariciarte el corazón, de sanarte las heridas y tratar de arreglarte el alma; de sentirte mío, pero no poder decirlo.

Un lustro que se viene arrastrando de mil vidas, anhelando permanecer, crecer, quedarse, echar raíces, convertirse en la mejor historia de amor que se haya contado jamás, al menos en la mejor contada, aquella en la que el amor es de verdad incondicional y se siente, cada día, por siempre. Un ejemplo, un desafío, un objetivo a imitar, una historia de amor que parece cuento de hadas, pero sin cuentos y con un hada que más bien parece bruja, guerrera; que no descansa, ni se rinde, aunque a veces se cansa, internamente sigue luchando y va por la vida con la espada en el aire, gritando y demostrando que sin amor, no somos nada.

Quinquenio de sonrisas, caricias, deleite, diversión, pasión, sueños, abrazos, locuras, poemas, lágrimas secadas a besos, emociones a flor de piel, nos llenamos las almas de amor y la mente de hermosos recuerdos, que en realidad, jamás sucedieron.

2

6 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: