Belén Vieyra Calderoni (España) Poesía en Verso

Me enseñaron

A papá y mamá,
gracias por todo.

Me enseñaron la delicadeza como arma de defensa
y la ternura como fusil de ataque.

Por eso,
estoy abatida
agujereada por las balas
y sin ninguna baja en el bando contrario.

Era el blanco fácil
y la bandera blanca fusilada.

Era el vencido antes de tiempo
y el preso entregado.

Fui el prófugo muerto en el río
y el muerto sin nombre en la cuneta.

Porque me enseñaron bondad y empatía
y la única coraza era aquella tan poderosa como endeble,
la de la entrega amorosa y la felicidad sin condiciones.


Me enseñaron aquello por lo que uno muere
y no es capaz de matar.

Me enseñaron aquello que escasea
y que ante tanta sequía
hay que seguir plantando semillas.

4 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: