Belén Vieyra Calderoni (España) Poesía

Magnanimidad sincera


«Todo es hermoso y constante,
Todo es música y razón,
Y todo, como el diamante,
Antes que luz es carbón»
José Martí


El piano sonaba tan alto
estrepitoso
como tu silencio
y tu falta de correspondencia a un gesto de amor.


No quedaba el subterfugio
habías pasado el huracán incólume,
por el contrario,
la historia estaba inerme,

mis manos indómitas hasta el momento
ya no querían acercarse a las teclas,
pero la abstinencia
mataba a cualquier melómano,

¿acaso existía un timonel
capaz de arrendar semejante piélago?

¿acaso el oprobio era justo
a pesar de un pasado ominoso?

El tacto agravando la necesidad de aprender a escuchar
incluso siendo sordo,
solo por acallar ese intempestivo silencio.

Tocar para irisar la vida
para agudizar la vista
perdonar para desatar cadenas
liberar para continuar sintiendo,

la magnánima melodía del piano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: