F Javier Cárdenas (España) Poesía

Como una tormenta de nieve en marzo

Tenía en la boca un alud de flores

ventiscas por pecho, constelaciones

deshechas como en una migraña de hielo.

Cruel costumbre la suya, desaparecía

cada madrugada en el rastro efímero

que en mi sábana escarchada dejaba.

Tímida su fachada en las nieves

cual flor reaccionaria del viajero

la felina extraviada de tormentas

que arranca en la cordillera el maullido

de todos los muertos en las montañas del mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: