Cuento Leonor Sánchez (España)

La máscara

Sentada en la mesa del rincón veía toda la cafetería. Podía vigilar quién entraba y salía. Observaba a la gente sentada en las otras mesas. Controlaba a los que trabajaban detrás de la barra y a los que servían las mesas. El camarero alto, atlético y de pelo moreno tomaba nota a dos señoras sentadas cerca de ella. Las dos amigas, descaradas, flirteaban con él; este les sonreía seductor. Les sirvió dos chocolates acompañados de porras. Invisible en su rincón, contemplaba la escena sin dejar de controlar el establecimiento. Las señoras terminaron y dejaron el importe en la bandeja, despidiéndose del camarero con risas tontas. Él, provocador, se despidió de ellas mientras recogía el dinero. Llegó a la barra blasfemando en voz baja por la mísera propina que habían dejado. Ella salió de su rincón decidida, había visto como el camarero perdía la máscara, estaba despedido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: