Amorgenea (México) Poesía

El olor a encierro

Huele al encierro,
la bisagra que rechina,
la madera conservada,
los zapatos desgastados,
las camisas arrugadas,
los cabellos en las almohadas,
el abanico suave,
la ventana entreabierta,
el piso tibio,
el rayito de sol que se asoma apenas,
las toallas colgadas,
el tapete con la esquina doblada,
el cajón abierto y el otro cerrado,
el vaso que contuvo agua,
la bolsita de té,
la sandalia sin su par,
el espejo polvoriento,
los collares enredados,
los libros empalmados,
el colchón con su agujero,
la crema caducada,
el jabón perfumado,
los aretes robados,
la lámpara sin foco,
las gotas de pintura que no se limpiaron y que ahora, secas miran quietas desde las baldosas como hueles el encierro.

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: