Adolfo de Paz (España) Poesía

La tarde II

Llega la tarde
y el viento arrastra
un destino sediento
de jardines dorados
y espuma de mar.

La lluvia de plata,
las risas de ayer,
se hunden en el tiempo
y en la tierra
esperando la noche encarnada.
Mientras se oculta la mañana
nace la sed insaciable
que en el pasado amó
los frutos del deseo
y ahora solo ama
el aire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: