Carlos Vera (España) Entrevistas

Entrevista a Carlos Vera

Carlos Vera de España, hace parte de Letras & Poesía desde junio de 2018. “Nací en Madrid, 1985. Más allá de eso, hay pocos datos concretos, objetivos. Todo lo que sucedió después de ese acontecimiento han sido casualidades del destino. En donde me encuentro ahora es simplemente un paso de un camino que me ha sido dado, prácticamente. ¿Hacia dónde? Ni lo sé ni me importa. Las señales están ahí, a su debido tiempo, si sabes leerlas y no negarlas. Sí, estudié Filología Inglesa. Sí, me especialicé en docencia y traducción. Acabé estudiando y trabajando en Inglaterra y de rebote en Francia. ¿Alma de bohemio y revolucionario? Un poco de ambas. ¿Alma de conservador? A ratos. Soy como todo el mundo que se precie: de todo y de nada, una amalgama de colores, como debe ser. Me niego a ser de otra forma, pues sería limitarse, encasillarse. Tampoco sabría cómo definirme, para ser sincero. Escritor como necesidad catártica, profesor por convicción, cantante cuando puedo y padre. Seguro que me dejo algo. Solo hay algo que me define: la necesidad de compartir”.


¿Cómo ha sido tu relación con la escritura?
Recuerdo escribir desde que tengo uso de razón. Básicamente, desde la adolescencia. Para mí fue una necesidad catártica de desahogo, un imperativo para verbalizar y plasmar en el papel realidades que no podían haberse dicho en ese momento de otra manera; era la única vía posible en aquellos tiempos de conectar con un yo de inseguridades y miedos, con un ser que tenía fuerza interior pero que no daba con la vía o canal de proyectarla.

Un libro que te haya marcado.
Los poemas de Emily Dickinson; por formato, uso de ciertos signos de puntuación en su escritura que en su día e resultaron muy significativos y, a pesar de la repetición de temas en algunos de sus versos, por su esencia y energía. Logró que visualizara como lector y posteriormente como autor una forma de comunicación potente de sus angustias más obsesivas y primarias, una manifestación sincera (en la medida de lo posible, como cualquier obra cuidada y meditada) de su contenido.

¿Autopublicación o editorial tradicional?
Si la situación actual del mundo literario lo permitiera, si hubiera plataformas culturales más robustas, la edición tradicional, como apuesta de la editorial hacia la obra del autor. Sin embargo, en los tiempos que corren, a veces debemos recurrir a la autopublicación como único medio de ver nuestros libros en el mercado.


¿Cómo es tu proceso de creación literaria?
No muy estructurado, la verdad. Cuando se me ocurre un tema sobre el que escribir, me lanzo a ello y, una vez revisada la rima (si procede, no siempre tienen rimas evidentes, soy más de ritmos y cadencias) y la estructura, lo doy por finalizado y paso a otra creación, cuando toque.


¿Cuánto tiempo le dedicas a escribir?
Depende de las épocas y las rachas. Hay fases en las que me analizo bastante y eso se ve reflejado de manera directa en la cantidad de escritos y tiempo que dedico a los mismos. Por el contrario, hay ciclos que son más eriales; quizás se trate de períodos de barbecho, donde paro ese proceso durante un tiempo, de la mano con un estancamiento de mi análisis personal, hasta que, pasado ese reposo, me recompongo y puedo continuarlo.

¿Has cambiado algún final después de escribirlo?
Lo he pensado, pero no me he atrevido a hacerlo. Una vez que doy por concluido un proyecto, paso a trabajar en el siguiente, por una mera cuestión pragmática. No soy de darle demasiadas vueltas a cada proyecto.


¿Ebook o libro físico?
Me vinculo más, por regla general, con un libro físico. Consigue involucrarme más emocionalmente. El ebook no me molesta en absoluto, pero me resulta menos cálido y personal.

¿Cómo ves el panorama editorial actual?
Es un sector especialmente complicado y difícil. Las editoriales tradicionales manejan inversiones muy reducidas para ser viables económicamente y, lógicamente por esta razón, no gestionan todos los proyectos que les gustaría. Al final toca creer en tu proyecto y sacarlo adelante, de la mejor manera que puedas.

¿Qué te apasiona en la vida?
Me encanta escribir y cantar. Antes cantaba mucho más, haciendo covers y en un coro góspel, pero tuve que aparcarlo a raíz de mi paternidad y centrarme en la literatura.

¿A qué te dedicas?
Soy docente por convicción (profesor de idiomas en secundaria). Creo firmemente que la educación tiene el poder de cambiar el mundo. Es una herramienta que empodera a la persona y le da la posibilidad de crearse a sí misma desde una base sólida. Sin una educación afianzada, no somos sino una sombra de lo que podríamos haber llegado a ser.

¿Cómo ha sido tu experiencia en nuestro colectivo?
Excelente. Es una familia literaria con la que compartir sinergias y pasiones. Me ha brindado la posibilidad de hacer recitales poéticos, vídeos de poesía recitada, encuentros entre escritores, participar en la antología Tren sin parada… Y más allá del ámbito profesional, he hecho buenas amistades. No puede ser más satisfactoria y fructífera la experiencia.


¿Tienes algún libro publicado?
Tres. Un poemario autopublicado en Amazon: Trazas de vida. Otro poemario publicado de manera tradicional por la editorial Alamar Libros (se puede conseguir en su web, en Amazon y físicamente en la librería Gaztambide, en Madrid. Y acabo de lanzar un cuento infantil de diversidad familiar, de temática LGTBI. Este se puede conseguir en la web de la editorial Círculo Rojo, en Amazon y físicamente en las librerías Berkana, en Madrid y Cómplices, en Barcelona.


¿Qué géneros manejas como autor?
Poesía, relato corto y cuento.

¿Qué define a un buen escritor?
Por supuesto, debe escribir correctamente, sin faltas ortográficas o gramaticales pero, más allá de esta base, para mí tiene que transmitir verdades, las que sean. Para mi gusto es el único camino para generar vínculo con el lector, para transmitir, para llegar al público.

¿Cuáles son tus expectativas a nivel literario y personal?
Crecer, en todos los sentidos de la palabra. Personalmente, realizarme como padre y profesionalmente, como profesor y escritor. Estimo que todos somos una evolución constante, nunca rígida. El ser humano es cambio en esencia. Deseo aunar las características que me definen con ese desarrollo natural y necesario.


Puedes leer a Carlos aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: