F Javier Cárdenas (España) Poesía

Nocturna en Santa Cruz

Escotado en acantilados siente
el viajero un horizonte africano
hay bocas hambrientas de versos tibios
y una gaviota muy sola, de espuma
navega en la calima de febrero.

Yo, que gaviota no nací, ni humano,
con el emigrar del deshabitado
te lloro aquí en la serranía atlante,
por esconderme en palmera y volcanes
de tu oro y tu fantasma, de Castilla
y el guanche en sus remotos insulares.

—Silba el viento por entre las palmeras
y calla el cielo de luna y de estrella
sobre el cementerio de las gaviotas—.

En Teresitas, cangrejos gigantes,
dragos inversos y un monte en las olas.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: