Daniel Tapia (España) Poesía

Tierra tendré

A la sombra de las encinas,
en el mar amarillo del verano,
nubes verdes, señeras, se nutren,
del aliño perlado en el campo.

Siguiendo los ríos de asfalto,
que surcan cárcavas con soltura
genistas, retamas o aliagas,
adornan riberas por la cintura.

Y busco los campos nuevos,
busco el trigo a medio segar,
el rastro que me despegue del ruido,
y las vides sin vendimiar.

Otra vez carretera y manta,
y empapado por luz alicaída,
me encontré en duermevela,
a medio camino en la huida.

Luego, en un área de servicio,
de un brinco baja un mastín,
escondida la furgo del sol,
su dueño se echa a dormir.

Entonces, no supe qué decirle,
a la vasta extensión de tierra,
que separa mi vida de mi cuna,
viéndome correr por la sierra.

Trinando agarrado del alambre,
la canción del tiempo nuevo,
como un jilguero sin tutor,
olvidando compases enteros.

Llega el silencio a ser regente,
del feudo nocturno del encinar,
y el jilguero se ha dormido,
y se vuelve negro el trigal.

Y llego, por fin, a casa,
a sabiendas de que marcharé,
y entre mundos queda la tierra,
pero tierra haya, que tierra tendré.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: