El oso hará llover

Llueve en otras ciudades
y es el mundo el que se moja.
Llueve. Diluvia el cielo.

En mi calle cae agua
y riega los campos secos.
En sus avenidas, misiles
diluvian secando el pasto verde.

¡Corren!
Corren padres, madres e hijos.
En mi barrio juegan. En su barrio:
Guerra.

Dijo uno de los huérfanos:
juguemos al pilla pilla
en el vagón del metro.

Así juegan las ratas
buscando basura a las diez.

El oso ha llegado hasta sus casas,
que no es la mía. Y ahora, las siento.
La hibernación ha terminado
y no le bastó con la comida
que los mercaderes dejaron de reclamo.

El oso ha despertado
y tocará a las puertas de mi casa
si los domadores del circo
henchido en oro bañado de sangre
no cesan en su idea de alimentar al insaciable.

Y cuando llegué, lloverá.
Y viviré la lluvia que vivieron mis hermanos
en otras ciudades,
en otros barrios.
Que ya no llamaré más otros
… sino míos.

May Olivares
Blog de May
Leer sus escritos

Publicado por Letras & Poesía

Somos una plataforma literaria que promueve el trabajo de escritores independientes. Lo hacemos priorizando el talento, fomentando la libre expresión y ofreciendo contenido de calidad, así como experiencias literarias invaluables a disposición de todos. Nuestro objetivo es posicionarnos como la plataforma literaria más destacado de habla hispana y como la mejor alternativa independiente para lectores jóvenes y adultos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: