Una madre y la muerte

poesia sobre bebe hijo mama madre elisenda romano

La madre lo acunó en sus brazos para darle calor. Hacía un mes que el frío le había agarrado desde las costillas, y el catarro no salía. Un arrorró áspero brotó de la garganta de la madre, cuyos ojos se habían convertido en dos heridas que miraban el vacío. Solo los pechos contemplaban a la criatura que devolvía una leche rancia que no engullía. La canción se fue cayendo de su lengua letra a letra, clavo a clavo. Lo apretó contra el pezón exangüe y lo zarandeó para que supiera que ella seguía ahí, que ella siempre estaría ahí. El arrorró se convirtió en una letanía. Los brazos, dos barrotes a la luz de la noche, se convirtieron en garras que aprisionaban al bebé para que no oliera la noche, para que no oliera el fin. Los pechos derramaban leche con sabor a cal. Colocó la naricilla y la boquita entre el cuello y la clavícula, y lo apretó. Gritó, pero la noche apagó la voz como una colilla en el cenicero. Lloró, pero un perro la llamó. Lanzó un último grito y se hizo el silencio, pero ella seguía ahí, ella siempre estaría ahí.

Elisenda Romano
@elisenda.romano
Leer sus escritos

Publicado por Letras & Poesía

Somos una plataforma literaria que promueve el trabajo de escritores independientes. Lo hacemos priorizando el talento, fomentando la libre expresión y ofreciendo contenido de calidad, así como experiencias literarias invaluables a disposición de todos. Nuestro objetivo es posicionarnos como la plataforma literaria más destacada de habla hispana y como la mejor alternativa independiente para lectores jóvenes y adultos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: