Historia de una canción

photo-1453906971074-ce568cccbc63.jpeg

Me desperté como cada domingo, habían puesto en la tele no sé que programa de música y justo en ese momento estaba cantando Pablo Alborán (sonreí). Cantaba la canción Tanto. Me gustaba, sí, pero… ¿Por qué esa canción? Vi como una lágrima se desprendía de mi cara, así que inmediatamente cambié de canal. Pero el sentimiento hacia esa letra era más fuerte que todo y las ganas me hicieron volver a ti o mejor dicho, a él. ¿Cómo es posible que en una canción quepa tanto? No sé si lo sabréis, pero esa es la única y la última canción con la que me he emocionado. Y es raro pero a la vez bonito que sea con mi cantante favorito. Pero clarooo, me tuvieron que dedicar esa canción y más de esa manera. Que si…

Enséñame a rozarte lento,
quiero aprender a quererte de nuevo,
susurrarte al oído, que puedo. 


Claro que podías susurrarme al oído todo lo que quisieras Pablo Alborán. Pero él problema es que tú no me la habías dedicado, sino él. La única persona por la que me enamoré, la única que me hizo creer en el amor. El problema es que tú ya no estabas aquí y Pablo Alborán, sí.

Si quieres te dejo un minuto,
pensarte mis besos, mi cuerpo y mi fuego,
que yo espero si tardas, porque creo que te debo mucho. 



Ahora que me he quedado solo,
veo que te debo tanto y lo siento tanto, 
ahora,
no aguantaré sin ti, no hay forma de seguir,
así.

Sabía qué te iba a perdonar. Tú, lo sabías. Confiaba ciegamente en ti. No me debes nada, me hiciste ser la persona menos afortunada del mundo. Pero gracias a Pablo Alborán lo solucionaste. ¿Pero sabes qué? Que no debí dejarme encandilar por él, sino por ti. El problema es que si tú hablabas, seguramente serían las últimas palabras que escucharía salir de tu boca.



Por mucho que aprieto tus manos,
me cuesta creer que aún no te hayas marchado,
me fundiré en tus labios,
como se funden mis dedos en el piano. 



¿Sabes por qué no me marché? Porque te quería. Pero tú no me querías, ¿verdad? Tranquilo, lo sabía desde el principio, aunque esperaba que te enamorarás de mí y dejaras de mentirme. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde. El problema es que cada vez que te tocaba te ibas alejando de mí y eso, eso no lo podía soportar.

Tú, que me enseñaste a ser sincero,
sin temor a lo que pienso, evitando la mentira,
tú, que siempre has estado presente
y cuando no estaba la gente que tanto me prometía.

Fue eso lo que te enamoró de mí ¿no? Siempre estoy ahí, aunque incluso nadie me vea, lo estoy, a tientas en la oscuridad. A tientas de ti. Y eso es lo que único que me queda. Aunque te marcharás, aunque todos se marchen, yo siempre sigo ahí, esperando entre la multitud a que alguien me encuentre. El problema es que soy demasiado pequeña para que consigas verme.

Y esto fue todo lo que no te dije o casi todo. Me guardo una parte para mí, para que algún día me de cuente de que he superado todo esto y solo es otra historia más. Me dejé encandilar por una canción en vez de por ti. ¡Y mira donde nos dejó todo esto! Peleados y a 30 metros de distancia. Esta fue mi historia contigo y así la he contado, no he querido hacer otra cosa. Bueno sí, quiero hacer una última cosa, me lo debes, lo decía la canción ¿te acuerdas? Dime porqué te fuiste, porqué dejaste de amarme. Y así podré entender el principio de todo y saber si el problema es mío o vuestro. El problema sabía que era mío, pero quería que me lo dijera. Sabía que no encajaba con nadie y eso era real, nadie me había querido nunca como yo había querido y lo sabía por esas palabras que me decíais cada uno de vosotros al marcharos: “El problema es que tú sientes más por mí, de lo que yo voy a sentir por ti. Y eso no es justo para ambos.” Sí, esas palabras me entraban como puñales, pero ya estaba acostumbrada a ellas. Así que os dejaba marchar y seguía esperando entre la multitud a que alguien me viera con los mismo ojos que yo observaba. El problema era que el tiempo pasaba y yo cada vez me desesperaba más.

Dedicado a todas esas personas que aman con locura, sabiendo que tarde o temprano van a perderlo todo. Y sobretodo te lo dedico a ti.

Por: Edelsteine (Escritora de Letras & Poesía) 

https://www.instagram.com/igecofer/

Únete a nuestras redes: FacebookTwitterInstagram (ES), 

Instagram (EN), Tumblr y Youtube.

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Acabo de leer esto y…. Gema, no puedo creerme que seas Alboranista como yo!!!
    Pablo es mucho Pablo, y tú has plasmado totalmente todo lo que puede llegar a transmitirnos con su música. Me ha encantado…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s