Calaverita literaria a EPN

En la puerta de los pinos

la muerte se apareció

y buscando a Peña Nieto

en la letrina lo encontró.

­–Aguanta tantito  flaca–

el copetón le pidió

–No tengo todo tu tiempo–

le gritó ya histérica.

Con los calzones abajo

Peña se sonrojó

¿Qué diría la gaviota?

tal vez se pondría celosa.

¡Vaya susto se llevó!

al verle bien la cara

exclamó muy asombrada

–¡Si la calaca no soy yo! –.

–Tu hora ya te llegó–

bien claro le dejó

lleno de miedo se negó

pero al final accedió.

–Al menos déjame terminar

que en el baño

me encontraba muy tranquilo–

–Para ti mijito no hay tiempo

ya ni de orinar

todos andan reclamando

que siempre la andas cagando

cuentan los que deambulan

por las sombras de la muerte

puras metidas de pata

desde tu campaña

pero ni por guapo

yo te perdono

que he cargado con muchos

por tus irresponsabilidades

si a mí México no sabes manejar

yo te voy a chingar–.

De las orejas de burro

se lo llevó

y todo el pueblo festejó

–¡Por fin nos ha vengado!–

cantaban algunas almas en pena.

Nuestra preciada muerte

por fin lo ha considerado

cohetes por todos los rincones

la alegría se respira

la fiesta en todos lados.

Las calaveritas literarias son rimas a manera de sátira que hacen referencia a personas vivas o muertas, con el fin de burlarse de la muerte o de las mismas personas de las que se esta escribiendo.  A finales del mes de octubre y principios de noviembre en México se celebra una de las fiestas más importantes (para algunos, pues desgraciadamente la tradición se esta perdiendo) la cual es el día de muertos. Celebramos a la muerte, e incluso nos burlamos de ella, la llenamos de colores y hacemos fiesta por todas las almas que ya no están con nosotros. Para ello se elaboran ofrendas, se acude a los panteones para acompañar a los cuerpos de los difuntos, se hacen fiestas, etc… 

Es un gusto compartir con ustedes un cachito de lo que es mí México lindo. No importa lo que pase en el país, nos podrán arrebatar todo lo que quieran, pero nunca podrán quitarnos nuestros colores, sabores y risas.  

P. D. La imagen destacada es una pequeña parte del mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central” del gran muralista Diego Rivera.

Por: Ana María González (México)

twitter.com/anamgr13


Únete a nuestras redes:

facbook     twitter-icon-circle-logo     instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf     tumblr_256     social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s