El reloj del tiempo

Colecciono anatomías que hago mías,

Intento resistir a la tentación de la mentira,

Tengo por suerte la suerte de ser verdad.

Inspecciono cobardías,

Que me batallan de caer sin prisas,

Acumulo abrazos para las rimas,

Y poemas para el desamor,

Que desorienta el frío,

Y abriga el cuerpo del pasado.

Camino entre bambalinas,

Entre estrechos pasillos de melancolía,

Y recorro el cielo descalzo,

Entre nubes grises y frías.

Mis alas cayeron despacio,

Mientras tu sujetabas el rencor,

El futuro inacabado,

Con el sendero en medio del fracaso.

Llueve y te echo de menos,

Las gotas se deslizan por mi cara,

Y tu no estás para absorberlas,

Como solías hacer.

Tu olor en mi almohada,

Tu hueco en el sofá,

El dolor que no acaba,

La pesadilla de un sueño que no se va.

Vivo y río por no llorar,

Esquivo tus fotos y las calles,

Donde solíamos desayunar,

Mantengo la esperanza de que vuelva,

Mi presente a la realidad.

Resumo mi momento entre versos,

Asumo y presumo de ello,

Con sumo cuidado aparto,

El reloj del tiempo que paramos.

Por: Raúl Zambrano (España)

deunalmaotra.es


Únete a nuestras redes:

facbook     twitter-icon-circle-logo     instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf     tumblr_256     social_youtube_63

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s