Sin miedo a marchar

Como cada noche esperaba

la llamada de su libertad,

como cada noche seguía esperándola.

Decía haber vivido todo lo que la vida

había querido que viviera.

Decía que no tenía miedo de marchar

donde nacen las estrellas.

Como cada noche esperaba

el viaje eterno al más allá,

como cada noche seguía esperando.

Decía haber cumplido todo lo que los años

habían querido que cumpliera,

decía que ya no tenía memoria de más

para poder recordar.

Decía que su legado ya había pasado

y que su futuro era alargarlo sin necesidad.

Decía aquel hombre sabio

que supo saber querer

y que quiso lo que quería.

Como cada noche esperaba

el turno de su partida,

como cada noche seguía esperando

a que la vida se lo llevara de la vida.

Y aquella noche llegó,

el viento se lo llevó a su norte,

mientras dormía,

apagando su luz en la tierra

y encendiéndola junto a la sombra

de aquella luna llena.

Por: Raúl Zambrano (España)

deunalmaotra.es


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

3 Comentarios Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s