Revoloteo en la oscuridad

Había una brisa conmovedora esta noche y era tan sensible que evocaba llorar.

Vi revolotear a una mariposa y tal fue mi asombro y curiosidad que me pregunté cómo sus alas, siendo tan festivas y ligeras entre las margaritas, estaban predispuestas a llover en esta fría oscuridad.

Las mariposas son almas risueñas, ¿no?

Nacieron diferentes cuestiones en mí, y la costumbre es preguntar y seguir preguntando sin hallar respuesta.

Esto, pues, por consiguiente:

¿Esa mariposa era la única desdichada? o ¿sólo quería paz?

¿Se confundió de horario para salir? ¿Su vida era muy nostálgica?

¿Le gustaba la humedad y no el sol? ¿Estaba enamorada de la luna?

¿Buscaba a alguien? ¿Lo halló?

¿Su pareja mariposa había muerto?

La mariposa era muda y no me dijo nada, mas así, la seguí observando.

Una última duda me floreció en la cabeza: ¿acaso era este el día final de su aleteo?

La vi alejarse, volando como sólo ella sabía hacerlo, y me percaté de lo tímida e inocente que fui para entenderla. Quizá no era melancólica o una sonriente mariposa. Posiblemente era mucho más simple; pero jamás lo sabría. La mariposa mantenía su boca callada como para hablarme y mis oídos estaban llenos de letras y poesía como para lograr descifrarla.

Pero… algún día, si la vuelvo a ver, le diré que fue literatura.

Por:  L’Amoureuse (Colombia)

instagram.com/_lamours


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s