Serie «Humanos»: parte II, el sol

No sé si vivo por el sol o el sol vive para quemarme. Lo cierto es que nunca me deja entrar en tristeza, ni mucho menos cabalgar en melancolía.

Viviremos para verlo salir cada mañana, en cada tarde y noche sentirlo ir. Y hacernos necesitar la luz que nos permita seguir un día más, oxigenándonos.

¿Nunca lo habéis pensado?

El sol es quien habita en silencio en cada una de nuestras vidas. Quien nos la da, quien nos nutre. Y ¿qué hacemos nosotros?

Contaminar cada rayo que toca la tierra.

No sé si llegaremos a verlo, ojalá nunca suceda. Una vida sin luz natural debe ser más dura que vivir sin extremidades, sin corazón, incluso.

Por si acaso, lo abrazaré mientras exista para conseguir redención.

Por: Noviembre Violeta (España)

noviembrevioleta.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s