Literatura y suicidio

Pintura: Ofelia, por John Everett Millais.

Siempre llevé conmigo una atracción ineludible por literatos provenientes de las situaciones más adversas, poetas malditos, incomprendidos, envueltos en fatales disputas de sus propias conciencias, en trampas diseñadas, como la composición de un poema, por las querellas de sus intelectos. Por alguna razón siempre busqué indagar en lo más profundo del sufrimiento humano, disfrazado con palabras, versos, metáforas; aunque quisiese evitarlo, pensar más en Whitman, no dejarme atrapar por la tentación de lo abismal, aun así, todo me lleva siempre al mismo principio. Por eso no pude evitar sentir estupor, aunque un poco lo sabía, cuando me percaté de que mis tres escritoras predilectas: Virginia, Alfonsina y Alejandra, mis mujeres preferidas de toda la historia, habían tenido su fin quitándose la vida. Por razones diversas, que sólo ellas supieron, aunque se diga que fue la esquizofrenia, el cáncer, o simplemente la desgracia, nadie puede adentrar en los desquicios de sus mentes; ellas eligieron elegir cuándo abandonar la pluma y dejarse llevar por el sueño más eterno. Sea sumergiéndose para que la corriente se las consumiera, como lo hizo ya Ofelia, que sus palabras fuesen la corona perfecta para su futuro deceso, y dejando por escrito en una carta, en un poema, su sepulcro. O despidiéndose tan solo ingiriendo su propio veneno, el encanto de una sobredosis perfecta, sin dolor ni placebos, se libera de sí misma y de ese mundo que nunca sintió parte de ella.

Tal vez lo más interesante sea que las tres se encontraban a años luz de su época, rompiendo todas las reglas, ninguna ocupaba el lugar que les fue asignado, no pudieron seguir las convenciones, no nacieron para contentar a quienes las rodeaban ni a la sociedad de la que les tocó formar parte. Sus escritos dejaron la sensibilidad de los dominios del lenguaje, las migraciones, el frío acero de las guerras; ellas combatieron, pero con palabras, las pesadillas de la Historia. Por eso mismo me es inevitable preguntarme si es entonces causalidad que todas ellas se despojaran de sí mismas.

Es la forma que eligieron, la más congruente a sus trayectorias, no como artistas, sino como humanas, por un mundo que buscó anticipar su devenir en el arte. No he de estar segura si en dicho caso existió una especie de destino, o sólo el acontecer de sus marchas fue definiendo la palabra final de sus propios manuscritos. Se evanescen, de esta forma, dentro del universo sensible que sus manos fueron entregando al papel.

El aciago de sus páginas, el capítulo terminal de sus historias, es, sin duda, el desenlace que les deparaba, el precio que pagarían por la relevancia de sus visiones, el pensamiento que las trascendió más allá de la muerte; fueron más que un simple cadáver a la espera de ser descubierto. Es pesimista, es sombrío, lo sé, pero no deja de ser la muerte más poética de todas, la más trágica, para algunos la más hermosa. Por eso siempre fui como ellas, embriagada de sentido, enajenada de arte y poesía, aguardando el acto creativo, pretendiendo ser ni tan brillante, ni tan suicida.

Por: Male Biangardi (Argentina)

porcelana-fina.blogspot.com.ar


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Guardar

Guardar

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Fantástico texto. Muy bien escrito, muy poético.

    ¿Existen esas autoras, o son personajes del escrito? En caso afirmativo, ¿podrías recomendar alguna lectura?

    Gracias

    Carlos

    Le gusta a 1 persona

    1. maleochentosa dice:

      Las autoras son Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni (Argentinas), hay muchos de sus poemas en internet, y Virginia Woolf (Inglesa), de esta última te recomiendo “Ms. Dallowey” y “Un cuarto propio”.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s