Confessio fidei

Creo en el cara a cara.
En las relaciones humanas.
En el calor de un abrazo
y la fuerza de tu mano enlazada a la mía.

En la misma que a cada apretón
me acaricia un «te quiero»
junto a un «tú puedes con todo».

Creo en las distancias cortas.
En las noches de copas de más
y desconfianzas de menos.

En las conversaciones que fluyen y unen
como si fuéramos hermanos.

Y en el café a media tarde
que soluciona todos los problemas del mundo
y, de paso, uno o dos de los tuyos.
O de los míos.
Sin necesidad de leer en los posos.

Creo en paseos en los días de lluvia.
Y en regalos sin que medie un cumpleaños.
Y otra vez en los abrazos.
Porque sí y porque te quiero.

En sentir toda la fuerza expansiva del universo
en tus brazos que me arropan cálidos.
Y destruir juntos la teoría del Big Bang.
Porque si no ha acariciado tu pelo
no sabe lo que es sentir la creación en los dedos.

Creo en las estaciones de tren.
Y en su romanticismo en el aire.
En Chamartín a las tres.
Y en esos besos sinceros
y eternos delante de los raíles.

En los que te di
y en los que me debes.

Creo en apoyar mi cabeza en tu pecho.
Y escuchar a tu corazón
durante dos minutos seguidos
latiendo un «te amo».

En mis piernas temblando en un banco
mientras te esperaba, «mi vida».
En ti y en mí.
Aun por separado.

Creo en la risa tonta.
En las lágrimas listas.
En la vida. En la muerte.
En el amor. En el caos.
En las personas.
En «mis personas».

Creo que fuiste lo más bonito
que han predestinado mis años.
Que tenías razón en todo
aunque no te enterases de nada.
Que eras querer cobarde
y valiente a la vez.
Y que a tu lado
yo era mucho más guapa.

Creo en las familias que crecen.
En el milagro de la vida
gestando en un vientre.
En la bendita inocencia infantil.
Y en las miradas preciosas
que construyen en sus pupilas todo un hogar.

Creo en las pequeñas cosas.
En las grandes personas.
En el poder que tiene cierta gente
para hacer que los problemas empequeñezcan.
En mensajes interminables a cualquier hora.
Y una nota de mi puño y letra
esperándote en tu bolsillo.

En las sonrisas.
En la amabilidad.
En «tu eternidad».
En el coraje que a veces mi alma desprende.

Creo que la felicidad es siempre posible.
Incluso sin ti.
Porque la llave para hacerla girar
nos la entregan a todos antes de nacer a este mundo.
Pero viene sin instrucciones.

Creo en la música.
En los discos de vinilo.
Y en las canciones que suenan en eco.
Cada vez que te recuerdo pleno.

En los flechazos.
En los corazones bailando.
En tu euforia aleada con mi melancolía.
Creo que todo tú eres arte.

En las palabras.
En los libros.
En Walt Whitman y Pablo Neruda.
En ti.
En Kipling.
Y en la magia de todas las letras.

Creo en los defectos y en el afecto.
En las cosquillas que se danzan con las pestañas.
En querernos.
Y si no quieres,
te quiero sólo yo.

Creo necesaria la soledad.
Para conocer a la persona
que interpreta el papel protagonista.
De nuestra vida.

Creo que nadie, ni siquiera tú,
tiene derecho a arrebatarme mi libertad.
De soñar.

Pero creo que,
por encima de todo,
hay que creer.
En todo.
En todos.

©Registrado en Safe Creative Código #1608232137830 y publicado en MaruSpleen como #66 (maruspleen.wordpress.com)

Por: María Eugenia Hernández Grande (España)

maruspleen.wordpress.com


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. heyyuge dice:

    Me encantó. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. MaruSpleen dice:

      Muchísimas gracias, un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

    1. MaruSpleen dice:

      Mil gracias Pierina 🙂 un abrazo!

      Le gusta a 1 persona

  2. Mai Murialdo dice:

    Definitivamente hay que creer! Hay que ser optimista, lo mejor siempre está por venir.

    Le gusta a 1 persona

    1. MaruSpleen dice:

      Por supuesto, siempre pensamiento positivo, creer crear y aprender. Un abrazo y muchas gracias por comentar 😊

      Le gusta a 1 persona

  3. MaruSpleen dice:

    Reblogueó esto en MaruSpleeny comentado:

    Aunque con bastante retraso, comparto con vosotros mi colaboración del 24 de junio en Letras&Poesía. Como suelo hacer cuando se trata de textos publicados anteriormente, reblogueo la entrada. Os dejo con “Confessio fidei”, que se corresponde con la entrada #66, para los que queráis repetir su lectura.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s