Lilium

En la aurora de un domingo, se ha pronunciado un triste malva azul.

Parece que será un día estruendoso y no hay paraguas para evitar esta tormenta.

Empezó a llover desde la tarde y desde entonces la flor en mi pecho no ha dejado de regarse.

Las horas se reparten sobre un pobre reloj sin alma, y los ojos del poeta se han mojado una vez más en un viejo vino.

De uno a tres rayitos cayeron suave y dolorosamente sobre mi cabaña. No hay daño alguno, salvo sangre saliéndome del lirio.

Una extraña de pecas en la mirada ha venido a tocar la puerta. Ha corrido por ayuda al ver tanta sangre saliendo de un pequeño cuerpo que no soporta el peso agobiante del sol. Han venido los paramédicos y los vecinos.

En esta horrorosa noche intentan rehabilitar unos brazos delgados que se han secado de soledad.

Hoy: veintiocho de junio del verano dieciséis, se ha suicidado una muchachita enterrándose una flor entre los senos.

Por:  L’Amoureuse (Colombia)

instagram.com/_lamours


Únete a nuestras redes:

facbook             twitter-icon-circle-logo             instagram-icon-3cd2e3790075e545be9ea3a14fe12baf             tumblr_256             social_youtube_63

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s